jueves, 29 de enero de 2015

LA ANESTESIA ¿ES SOLO DE TIEMPOS ACTUALES?




MORTON
Se cuenta que el primer uso de anestesia fue en una operación de disección de un tumor cervical el 16 de Octubre en el Hospital de Massachussets, Estados Unidos, por  Willian Morton.
El producto utilizado fue el éter, un gas inflamable que estuvo durante mucho tiempo en ese limbo que lo descubrimientos se quedan hasta que alguien por casualidad abre el cajón y lo utiliza.

Al año siguiente el  médico inglés de Edimburgo James Young Simpson utilizó el cloroformo en un parto y se vio como este producto era más rápido y menos peligroso que el éter.

En España en 1847 el cirujano Diego de Argumosa y de Obregón fue el impulsor de la anestesia mediante el éter, algo que tuvo mucha resonancia en el país.

Estos dos productos se han estado utilizando hasta la década de los 60 del siglo pasado, cuando descubrieron la mezcla de el gas óxido nitroso con otros gases anestésicos, como los halogenados, todo esto junto a las modernas técnicas de cirugía, la asepsia, los antibióticos, la monitorización de los pacientes y la tecnología avanzada de los últimos tiempos hacen que las operaciones sean cada vez más seguras y menos traumáticas para el paciente.

Ahora bien ¿cuando se empezó realmente a utilizar la anestesia?

No fue como se dice en 1846.


Siempre ha habido formas de paliar el dolor para las heridas o intervenciones de cirugía.

Un ejemplo fue Abu al-Qasim al-Zahrawis, <<padre de la cirugía moderna>> este notable médico introdujo de nuevo en su tiempo la esponja sephora de Hipócrates, esta esponja era humedecía en aceite de hasis, opio, bellisca, boleño y belladona. Luego la dejaban secar y cuando era utilizada para cualquier operación se humedecía de nuevo en agua poniéndola en la nariz del paciente, de modo que este aspiraba las propiedades somníferas de las drogas dejando a este profundamente dormido.
De esta forma la operación se realizaba sin dolor para el paciente.

Es increíble, que este método era utilizado centenares de años que el naciera y luego abandonado por quien ejercía la medicina.

Abu al-Qasim fue un fenómeno para su época, compuso una enciclopedia que se estudia como precursor de muchos instrumentos que diseño para sus intervenciones quirúrgicas , el bisturí de doble filo, el hilo de seda para las suturas, los forces para los partos naturales, la aguja hueca para aspirar  los desechos del cristalino cuando operaba cataratas, operaba tumores cerebrales, la escayola moderna para curar fracturas, la cuchara quirúrgica, etc.

Estamos hablando de un hombre relevante no solo para su época sino para ahora también, pues son muchos los remedios mediante la medicina natural, lo que tenía en su tiempo y a su alcance, para poder curar a las personas, por ejemplo, todos conocemos el famoso Vicks Vapour Rub, pues ya mezclaba miel, alcanfor y azmicle como remedio para la gripe común, siendo utilizado de la misma forma, por vapores o en el pecho.

Pero de ¿que tiempo estamos hablando?

Del califato cordobés, 936 al 1013, este personaje nació en la ciudad de Medina Azahara, siendo hijo del califa Abd al-Rahman III, así que tuvo posibilidades de estudiar con los mejores profesores, estuvo en el Cairo, Fez y luego ejerció en Córdoba como médico personal de los sucesores de su padre.



Así que podemos decir que la anestesia no fue un invento moderno, si hubieran seguido las indicaciones de este hombre avanzado para su tiempo, cuantas vidas se hubieran salvado, cuantas personas no hubieran sufrido tanto.

He querido en poco tiempo hacerle un homenaje a este paisano, olvidado por muchos, y siendo una eminencia para su tiempo y sorprendente para la actualidad.

Otro día hablaremos de ibn Firnas promotor de la aeronáutica, contando su gran anécdota.  





Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario