sábado, 23 de mayo de 2015

¿INTERÉS POR EL CIUDADANO O INTERÉS PERSONAL?



Mañana, 24 de Mayo de 2015, posiblemente sean unas de las jornadas electorales más significativas de la democracia española. Han coincidido una serie de circunstancias que dará paso a una nueva etapa en la política  que como no la analicen los propios implicados y unidos decidan dar un giro de 360 grados a su forma de actuar y de pensar sobre su servicio público, esto concluirá en un solo lugar, el perjuicio ciudadano.

No, no voy hablar de política, no es lo mío y no lo haré, tampoco es propaganda electoral para dilapidar a los partidos emblemáticos y a alzar a los nuevos. No, no es el propósito de este artículo.

Aquí hablamos de historia, así que hablemos de ella.

Según Manuel Azaña " Un pueblo sin memoria, es un pueblo sin historia".


                        ¿Qué quería decir con esta frase?

Muchos pueblos se estancan en el mismo problema por no recordar los fallos anteriores que le llevaron una y otra vez a la misma situación; el tú más, es lo malo, pero el tener representantes que sin más propósito que satisfacer un complejo de inferioridad enmascarado por la generosidad de una vida puesta al servicio público utilizan sin escrúpulos la confianza de sus conciudadanos es lo perjudicial.

La historia de un pueblo debe ser progresiva y constructiva recordando donde cayeron para evitar el agujero y poder seguir por la senda del progreso, educación y bien estar.

Si recordamos lo ocurrido en 1931, posiblemente nos veamos reflejados en esta histeria de salvadores, unos tan añejos y otros tan nuevos, que no hay odre que los soporte.

España estaba en un circulo vicioso de corrupción y crisis que solo un vuelco haría reaccionar al pueblo, y eso sucedió. Un montón de partidos se presentaron a las eleciones municipales del 12 de Abril, todos ellos con un fin, eliminar el antiguo régimen.

¿Pero como unas municipales podrían conseguir tal efecto? ¿cuando lo que se escogía eran los concejales?

Consiguiendo que todos los concejales fueran opositores a las normas establecidas por el alcalde.

En la gran mayoría del Estado, los representantes de los pueblos eran republicanos y socialistas, que unidos llegaron a su objetivo.

El rey Alfonso XIII llegó a la conclusión de su derrota por el más pequeño e ínfimo poder del pueblo, exiliándose por temor a lo que ocurriría  5 años después. 

Después de esta fecha las eleciones eran más libres a la hora de votar, aunque no llegaban a ser sufragio universal. Pero el problema es la gran cantidad de partidos políticos que se presentaban a las eleciones, todos tenían una idea completamente distinta a la otra, todos tenían la fórmula mágica de cómo llevar el bienestar al pueblo, todos tenían el teorema de cómo administrar las haciendas públicas, en conclusión todos querían llegar al poder, creyendo que las normas y leyes se acomodarían a sus ideas. Y llegó el desastre, un país dividido, y dentro de esa división el bando democrático se  dividió  a su vez en un montón de ideas, que fue su perdición.

Luego llegaron las "elecciones libres" dentro de la dictadura, donde los alcaldes los elegía el gobernador civil y se escogían los concejales dentro de unas listas ya concertadas y todos a fines al régimen impuesto; solo pudiendo votar los hombres y las mujeres casadas.


Durante la transición, en la libertad política, dentro de unos límites, las eleciones de Abril de 1977 fueron al menos un rayo de luz para poder ejercer un derecho que hoy todos tenemos, el presentarse al trono municipal con el proyecto que se quiera, con las siglas que se quiera y con el programa que se quiera.

Llegando al día 24 de Mayo de este año, donde la indiferencia hacia la política es enorme, donde la calidad de los representantes es es la más baja nunca vista, donde las discusiones sin llevar a cabo un proyecto concreto es la rutina, donde la corrupción rodea a cada uno de los grupos, solo nos lleva a preguntarnos: 

                                 ¿Se repetirá la historia?

No lo sé, puedo decir con toda seguridad, pero este pequeño resumen de la historia electoral nos ha enseñado los resultados que afectaron al ciudadano, así que, podemos hacer una idea del resultado que ofrecerán. Un avance los hemos tenido en el parlamento andaluz, donde la desigualdad es la tónica, donde los conciudadanos no somos importantes son ellos y sus sillas. Solo interés personal, ¿interés personal o interés por el ciudadano?

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario