domingo, 14 de febrero de 2016

EL CRIMEN DE NÍJAR, LA HISTORIA REAL DE "BODAS DE SANGRE" Y "LA NOVIA"



En Diciembre de 2015 se estrenó la película "La Novia"  de Paula Ortiz (imag. dch) basada en la obra de teatro "Bodas de sangre" que escribió el poeta granadino Federico García Lorca y estrenó en 1933. Lo interesante de estas obras es que están basadas en un hecho histórico que posiblemente muchos no conozcan, el crimen de Níjar (Almería), un suceso que tuvo mucha repercusión en la zona y que todavía se recuerda dejando mudos a los familiares, ya que los protagonistas de tan terrible caso han muerto.

Federico (imag. izq.) que durante el verano de 1928 estaba en la Huerta de San Vicente, su casa de veraneo, leyó en el periódico granadino "El defensor", un macabro suceso en la provincia cercana de Almería que lo inspiró para hacer la obra dramática y conocida mundialmente, "Bodas de Sangre" en la que una pareja van a casarse y en la noche de bodas la novia se fuga con su antiguo novio que ya estando casado y con un hijo seguía enamorado de ella, el novio persigue a los fugados manteniendo un duelo cuando los alcanza, con el resultado de que los dos varones pierden las vida.




Aunque la obra tiene mucho de verdad también tiene mucho de ficción y es que el crimen de Níjar se produjo de la siguiente forma:

El 22 de julio de 1928 el cortijo del Fraile (imag. izq.) de la familia Acosta está en su mayor esplendor pues en ella se va a celebrar una boda, la de Paca "la coja", hija de Francisco Cañada el encargado de la finca, con Casimiro Pérez Pino, hermano de José y marido de  Carmen, la hermana Paca.


Los invitados van llegando por la tarde, pues la tradición manda que se casen de madrugada, siendo acomodados en el cortijo porque la celebración va a durar dos días ya que el padre de la novia ha echado la casa por la ventana en esta boda. Y es que  Francisco tiene, según las voces del pueblo, mucho cargo de conciencia por la minusvalía de su hija, él fue el culpable de que Paca (imag. dch.)quedara coja por un "crujio que le pegó cuando pequeña, antes de que andara, porque no paraba de llorar, lisiándola para toda la vida", por eso le dio una vida de señorita al no poder ir a trabajar al campo como las demás. Paca aprendió a bordar y a llevar una casa con criadas. Aunque otros cuenta que la discapacidad de Paca fue la polio, enfermedad muy común hasta fechas recientes.


La cuestión es que Paca, parece ser, era una chica alegre, poco agraciada porque sus facciones eran muy acentuadas y adelantada a su tiempo, hacía cosas que para su época, sexo y en un marco rural estaban muy mal vistas, por ejemplo, cuentan que se iba de baile sola sin que se le conociera novio alguno, Paca se montaba en su mula y desaparecía sin que hubiera una regañina.

Francisco viendo que el tiempo de casar a Paca llegaba y no había pretendiente alguno decidió dotarla de una herencia muy suculenta, un cortijo cerca en los parajes de la comarca de Cabo de Gata con tierras de labranza, el cortijo Huelix y 3.500 pesetas de la época, para tener un poco de idea de la gran cuantía que Francisco le dejó a Paca diremos que un jornalero cobraba una peseta diaria.

Así que Carmen, su hermana mayor, hizo todo lo posible para emparejar a Paca con su cuñado Casimiro (imag. dch.) que estaba también soltero. A Casimiro no hubo que insistirle mucho, pero a Paca parece que fue más difícil convencerla aunque aceptó. Y es que Paca estaba enamorada de su primo hermano Francisco Montes y este parece ser que le correspondía o por lo menos no le disgustaba.

Todo estaba planeado y se estaba llevando a cabo, la boda se celebraría, Casimiro era un hombre afable, bonachón y trabajador, la herencia seguía en la familia y todos se beneficiarían, al menos, eso pensaba Carmen y José.

Pero algo alertó a los celestinos cuando una vecina le dijo que la madre de Francisco Montes se puso a preparar en su casa, el cortijo de los Pipaces, buñuelos, una comida típica de bodas y con la que se agasajaba a los invitados, pues no iba a la boda porque posiblemente se celebrase allí una.
Por lo que Carmen (imag. izq.)y José (imag. dch.)decidieron viajar por la tarde-noche para que los pequeños que tenían no sufrieran tanta calor.



A eso de las diez y media de la noche Casimiro decide retirarse a dormir junto a varios invitados a un patio del cortijo pidiéndole una manta a Paca para el fresco de la noche.

Al cabo del rato llega al cortijo Carmen preguntando por su hermana, pero no la encuentran, ha desaparecido, su hermana Consuelo, la menor, dice que la busquen en el pozo ya que Paca ha estado muy nerviosa y triste desde que sabía que se casaba, pero Carmen se mofa diciendo que la busquen en la chimenea, pero ni en un lado ni en otro, así que se ponen a buscarla poniendo en alerta a la Guardia Civil, ya que se han dado cuenta que otro que falta es Francisco.

Al cabo de un rato a unos ocho kilómetros aparece Paca con la ropa desgarrada y sangre en las manos pidiendo auxilio por que unos encapuchados los han atacado y a Francisco lo han matado de varios tiros. La Guardia Civil se acerca al lugar donde Paca está y encuentran el cadáver de Francisco, que precisamente es el camino para los Pipaces.

En el curso de la investigación detienen a Francisco Cañada y a Paca que cuentan su versión pues al parecer el padre estaba al tanto de la fuga porqué sabía que su hija estaba enamorada de su primo.

Pero al cabo de los días Carmen y José se presentan voluntarios confesando ser los autores del asesinato de Francisco e intento de estrangulamiento por parte de Carmen a su hermana Paca.

Estos fueron condenados a prisión pero Carmen salió a los quince meses, posiblemente en la amnistía de 1931 y José murió al poco de salir por tifus.



Casimiro se casó al poco tiempo y aunque vivió a tan solo 25km en un barrio de Níjar, a Paca nunca volvió a verla; Carmen vivió frente  a su hermana en el cortijo el Jabonero pero nunca tuvo trato con ella, salvo un día que enfermó Paca y a la fuerza entró en la casa de su hermana para pedirle perdón, Paca se lo concedió pero no quiso verla nunca más.

Paca nunca más salió de su casa a no ser a "cumplir" en algún velatorio o funeral, no dando nunca más que hablar muriendo en 1987 a los 84 años. Casimiro murió en 1990 a los 92 años.

Con razón Federico tituló a su obra Bodas de sangre, y es que muchas veces la realidad es precursora de la ficción.


Bibliografía:
Crimen de Níjar, contado por la familia
http://www.lavozdealmeria.es/Noticias/84360/5/La-historia-real-del-crimen-de-N%C3%ADjar,-contada-por-la-familia
El luto sigue en Níjar; http://elpais.com/diario/1985/07/21/cultura/490744804_850215.html
Flaca, dentona y coja; http://www.amargolles.net/?p=2772
El cortijo del fraile y el crimen de Níjarhttp://blogs.ideal.es/crimennijar/
El crimen de Níjar http://www.culturandalucia.com/ALMER%C3%8DA/El_crimen_de_Nijar_Almeria.htm





Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario