miércoles, 24 de febrero de 2016

LA BATALLA DE HATTIN FUE GANADA A LOS CRUZADOS POR CULPA DEL AGUA


La conquista de Jerusalén por Saláh ad-Din en Octubre de 1187 no comenzó con el asedio a la ciudad Santa, sino cuatro meses antes muy al norte, cerca de Nazaret y el mar de Galilea, en una esplanada que hay junto a dos colinas denominadas los Cuernos de Hattin, un pueblo cercano a este mar llamado antiguamente Lago de Tiberiades, por la ciudad del mismo nombre que se asienta en sus orillas.

En este año donde las cruzadas están en su mayor esplendor, el rey de Jerusalén, Guido de Lusignan junto a sus asesores más bélicos entre los que se encuentran Reinaldo de Chatillón se encaminan hacia Hattin, fortaleza del Conde de Trípoli, porque el sultán sarraceno Saláh ad-Din ha pisado territorio cruzado y aunque tiene permiso del Conde, un hombre más pacifico que sus correligionarios cristianos y cruzados, ven en esto una excusa para la batalla y es presionado para que se una al ejercito.

Saláh ad-Din ha sido provocado en infinidad de veces por los cruzados que atacan una y otra vez a caravanas legando a hundir un barco mahometano que no podía defenderse perpetrando masacres sin necesidad pues son civiles peregrinando a la Meca. entonces cuando se entera de la partida del ejército cristiano, se prepara para recibirlos asentando su ejercito entre los Cuernos de Hattin para cerrarles el paso y que no puedan abastecerse del agua que tanto necesitaran los cruzados.


Saláh ad-din prepara una estrategia. Asedia Tiberiades porque reside allí la mujer de Raimundo, el Conde, de tal manera que pone más nerviosos a los cristianos haciendo que se pongan en marcha cuanto antes sin tener en cuenta nada más que la sangre que quieren vertir sobre la tierra de Jesús que está siendo profanada por el sarraceno.


El ejercito cristiano está acantonado en una aldea llamada Saffuriya, al noreste de Nazaret, y para llegar a Tiberiades tienen que cruzar un amplio territorio que en la estación que se encuentran es una locura si no están bien abastecidos de agua, y de eso se iba a encargar Saláh ad-Din.

Según cuenta Amin Maalouf cuando los cristianos ven el lago se les viene el mundo abajo al ver que tienen que pedir permiso al Sultán para beber, y el cronista Imad al-Din que estaban agotados y sedientos, la moral muy baja, tan baja que piensan en retroceder, pero al saber que pueden morir por la falta de agua deciden quedarse y en un acto desesperado atacar tan bravamente puedan no para ganarles, sino para beber agua, ese liquido insípido e incoloro que tan deseado es cuando falta.
Este pensamiento fue alentado porque transportaron la Vera Cruz, una reliquia que iba protegida por cantoneras de plata, y como decían "un ejército que lleva la Sagrada Cruz de Cristo nunca puede ser derrotado, DIOS LO QUIERE, DIOS LO QUIERE" 

Pero Saláh ad-Din ha hecho depósitos pequeños de agua en lugares estratégicos para poder hidratarse en la batalla, también prepararon una recua de sesenta y séis camellos que transportarían cuatrocientas cargas de flechas hasta la primera linea de batalla. Así que cuando estos ven llegar a los cristianos Saláh ad-Din quema la leña que había colocado en lugares precisos para que el humo les dificultara más el avance y así poder atacarlos y crear confusión entre los cruzados.


Los cristianos iban en tres destacamentos liderados por el Conde de Trípoli (imag.dch. abajo) seguido por el Rey Guido de Lusignan (imag.izq.) y finalizaba el liderado por Balián de Íbelin (imag.dch. arriba) el cual llevaba a los templarios.

Los cristianos son atacados por los flancos por la caballería ligera que comanda Gökböri, estos mantienen la formación pero no por mucho tiempo, pues no avanzan ya que el grueso del ejército sarraceno impide que se acerquen al agua.

Pero hay un rayo de esperanza cuando el Conde de Trípoli rompe las filas musulmanas, pero este huye dejando atrás a los demás sin preocuparse de la batalla, pues su prioridad era beber el y sus soldados. Entonces la confusión reina entre los cruzados que la infantería se desperdiga hacia la las cumbres de las colinas y dejan a la caballería tan vulnerable que son diezmados por los arqueros que al matar a los caballos estos caen a tierra, y al no tener la movilidad que precisan son derrotados. El general Taqi al-Din captura la Vera Cruz y esto hace que los cristianos se hundan por completo física y emocionalmente.
El Rey es capturado y Balián escapa en una retirada, que hace que llegue a Jerusalén donde lo encontramos defendiendo la ciudad Santa en Octubre.

Todo esto sucede en un solo día, el 4 de Julio.

En la captura de Guido de Lusignan y su presencia ante Saláh ad-Din el crónista Imad al-Din cuenta que este le ofrece una copa de agua helada, como manda la tradición. Guido que está acompañado de Reinaldo de Chatillón cuando satisface su sed le pasa la copa a su compañero de cautivo, y esto enfada mucho al Sultán que lo recrimina diciendo:

"No me has pedido permiso antes de darle de beber. No estoy obligado, por tanto, a concederle la gracia"

Y es que eta tradición simbolizada que le perdonaba la vida a quien el Sultán invitaba a beber agua. Es normal que Saláh ad-Din no quisiera nada con este personaje conocido por su crueldad, llegando no solo a ser odiado por los sarracenos sino que entre los cristianos era odiado por actuaciones como la que tuvo contra el patriarca de Antioquía, este religioso se negó a financiarle una expedición, lo que lo llevo a ser torturado y luego untado con miel sus heridas fue expuestos al sol donde los insectos lo devoraron, aunque no murió.

Entonces Saláh ad-Din sale de la haima para revisar sus tropas y cuando vuelve se dirige directamente a Reinaldo golpeándolo en la parte alta de la espalda haciendo que este caiga de rodillas a la misma vez que un soldado desenvaina su alfanje cortándole la cabeza de un tajo y ser arrastrado hacia Guido de Lusignan que esperándose lo peor, escucha de Saláh ad-Din:

"Este hombre solo ha muerto por su maldad y su perfidia" 

En conclusión vemos que la batalla fue perdida por la logística y no por la eficacia de los cruzados ya que la caballería cristiana era temida por su potencia y resistencia. Y es que en un enfrentamiento nunca puedes infravalorar a tu enemigo.


Bibliografía:

HATTIN LA BATALLA DE LA SED;
José Luis Escribano Abad, Doctor en Historia Medieval, UNED, La Aventura de la Historia, nº 208, pág. 45

BATALLA DE LOS CUERNOS DE HATTIN
http://www.ecured.cu/Batalla_de_los_Cuernos_de_Hattin

SALADINO Y LA BATALLA DE LOS CUERNOS DE HATTIN
http://www.mediavida.com/foro/off-topic/saladino-batalla-cuernos-hattin-532342

LA BATALLA DE HATTIN
http://www.artehistoria.com/v2/videos/921.htm

CUARTA CRUZADA;
http://blogbatallas.blogspot.com.es/

BATALLA DE LOS CUERNOS DE HATTIN
http://www.historify.net/1187/batalla-cuernos-hattin-saladino-derrota-a

FOTOS DE LA PELÍCULA "EL REINO DE LOS CIELOS"



Reacciones:

1 comentarios:

Publicar un comentario