martes, 10 de febrero de 2015

SE PROHÍBEN LOS TOROS EN ESPAÑA




Más de uno cuando lea el titular creerá que es ahora, pero no es así. No obstante hubo una época donde realmente en España estuvo prohibida la fiesta taurina.


En 1805 el rey Carlos IV por decreto real prohibió las corridas de toros, según Godoy ocurrió:

Al mismo año de 1805 pertenece la abolición de las corridas de toros y novillos de muerte… Si bien tuve mucha parte en la adopción de esta reforma, no por esto fue obra de capricho mío. Este asunto fue llevado al Consejo de Castilla, y tratado en él y madurado largamente. 




¿ a que se debió este cambio tan drástico en la "cultura" española?

Debemos explicar primero que este no ha sido el primer intento de abolir estos festejos, ya Felipe II tuvo que pedir al Papa que levantara la bula donde excomulgaba a quienes corrían delante de los toros y participaban en los festejos taurinos; en los años de Agustín de Hipona y Casiodoro, en el
siglo III, ya condenaban estos festejos por exponer la vida innecesariamente. Pero es que los primeros cristianos tampoco participaban, es más, ellos eran los que morían a manos de fieras como estas.

En España siempre ha habido gran afición a estos encuentros entre el hombre y la bestia, como hemos dicho Roma popularizó mucho los festejos en los circos y se fue arraigando la figura del toro más  que otra bestia como símbolo de poder y de hombre valiente quien se ponía delante del toro.

Pero con la llegada de los Borbones los intentos de eliminar tal fiesta ha sido una constante, ellos como franceses, no entendían como se podía disfrutar de tal espectáculo.

Eso quiere decir ¿que todo el que sea Español es aficionado a los toros?

Puede que en el extranjero se piense así, ya que durante cuarenta años la fiesta del toro era la más vista y muchos se postulaban como los mejores matadores por su valentía y entrega, esto se intensificó cuando el régimen abrió una puerta y el aperturismo fue una realidad llegando a nuestra tierra miles de personas que lo único que veían en España era folklore y toros.

Y esto se debe a qué, por muchas prohibiciones en la práctica nunca se llegaron a cumplir estas leyes, pues el texto de Godoy, expuesto anteriormente termina:

 Arribados mis enemigos a la plenitud del poder, restablecieron estos espectáculos sangrientos… No se dio pan a nadie, pero se dieron toros… las desdichadas plebes se creyeron bien pagadas

No obstante siempre ha habido zonas donde esta afición no ha llegado ni a considerarse fiesta, por ejemplo, Galicia, Asturias,  Canarias lo prohibió en 1983 y Cataluña en 2012, pero no hace falta llegar a ese extremo, por ejemplo Cádiz es una ciudad que no tiene Plaza de toros.

Han surgido muchas plataformas anti taurinas que se manifiestan para que sea abolida esta fiesta.

Ahora bien, sin ponerme en un bando y otro, pregunto ¿es mejor prohibir o regular?

En Francia se prohibió la muerte del toro en plazas donde no tenían tradición antigua de toros, ni muerte ni tortura.

En Portugal siguen esa misma fórmula.

Entonces porque ¿no se puede hacer aquí?



Si hay personas que disfrutan viendo como alguien se pone delante de un toro y que este esquive los envites del animal, perfecto.

Al toro no se tortura y todos tan contentos.

Entonces habrá quien ponga la duda de ¿que se hace con esos toros?, quien los alimenta, quien los cuida,  y pregunto ¿no se crían pollos para consumo humano? O ¿cerdos para obtener sus jamones?

Pues después de una corrida que vaya al matadero, allí se encargarán.

Lo que veo, y esto es personal, que en España aunque nos tengamos como personas de respeto hacia los demás, siempre queremos imponer nuestras ideas sobre gustos, y vuelvo a repetir.

¿No es mejor regular que prohibir?

Reacciones:

4 comentarios:

Publicar un comentario