martes, 8 de septiembre de 2015

"PRIMUS CIRCUMDEDISTI ME" - "EL PRIMERO QUE ME RODEASTE"



En este día, cuando regreso de un parón literario, comienzo a navegar de nuevo en la historia y no he encontrado mejor tema que el regreso de Juan Sebastián Elcano y los 17 sobrevivientes de la expedición para encontrar una ruta que se llegue a Oriente por Occidente sin pasar por dominios portugueses, siendo los primeros hombres de la historia que han dejado constancia de dar la vuelta al mundo.

Ahora nos puede parecer bastante fácil, e incluso no lo veamos tan relevante; pues podemos dar la vuelta al mundo en mucho menos tiempo y con unas comodidades muy superiores a las que estos hombres tuvieron.

Era el 6 de Septiembre de 1522 cuando por fin avistaron tierra, ya estaban en casa, era San Lucar de Barrameda; habían pasado tres años desde que salieron del mismo puerto al que llegaban, pero en este caso, de los doscientos cincuenta hombres y cinco naves, solo la Nao Victoria y dieciocho hombres habían sobrevivido a una expedición tan grande y dura, como asombrosa.

Estos dieciocho hombres regresaron a Sanlúcar en la Victoria, en 1522, y figuran en el letrero de la fachada del Ayuntamiento de Sanlúcar de Barrameda.
NombrePuesto
Juan Sebastián de Elcano, de GuetariaCapitán
Francisco Albo, de AxioPiloto
Miguel de Rodas, de RodasPiloto  
Juan de Acurio, de BermeoPiloto  
Antonio Lombardo (Pigafetta), de VicenzaMarino Elite  
Martín de Yudícibus, de SavonaMarino  
Hernando de Bustamante, de MéridaBadajozMarinero y barbero  
Nicolás el griego, de Nauplia (Napoli di Romania)Marinero  
Miguel Sánchez de Rodas, de RodasMarinero  
Antonio Hernández Colmenero, de HuelvaMarinero  
Francisco Rodríguez, portugués de SevillaMarinero  
Juan Rodríguez, de HuelvaMarinero  
Diego Carmena, de BayonaPontevedraMarinero  
Hans, de AquisgránAlemaniaPetrolero  
Juan de Arratia, de BilbaoGrumete  
Vasco Gómez Gallego el portugués, de BayonaPontevedraGrumete  
Juan de Santandrés, o de Santander, de CuetoCantabriaGrumete  
Juan de Zubileta, de BaracaldoVizcaya

Habían sufrido motines, deserciones, escaramuzas contra los indígenas, escorbuto, que se llevó gran parte de la tripulación, tormentas, y sobre todo, una larga travesía que ellos esperaban que fuera mas  corta.


Solo imaginar lo que tuvieron que pasar, da repelos, solo hombres de esa época pudieron realizar tal hazaña, y en barcos que no tenían la tecnología, robustez y comodidad de los de ahora.

La expedición fue primeramente dirigida por el navegante portugués Fernando de Magallanes, que le ocurrió lo mismo que a Cristóbal Colón, fue rechazada su idea por ser una empresa que no parecía tener futuro.

Primero se la ofreció a su rey, pero el portugués tenía afianzada la ruta por el Cabo de Buena Esperanza y establecer una nueva ruta mediante domino español era arriesgado. 


Los españoles estaban inmersos en muchos conflictos como para aventurarse en una nueva expedición basada en conjeturas; pero tuvo la oportunidad de entrevistarse con el Emperador y le tocó la fibra sensible:

"Llegar a Oriente por Occidente, sin pasar por dominios portugueses, haciendo que las tierras que encontrasen hasta llegar a la tierra de las especias serían de dominio español gracias al Tratado de Tordesillas" 

Esto hizo que pensar y el Emperador Carlos, dijo que sí, siendo las condiciones muy parecidas a las que firmaron sus abuelos en Santa Fe con Colón. 

Pero Magallanes no pudo disfrutar de tales privilegios ya que murió en las Filipinas (que todavía no se llamaban así) en una escaramuza contra los indígenas, siendo este suceso el que puso al frente de la expedición a Elcano, que con un solo barco decidió atravesar aguas portuguesas cruzando el Océano Índico, bajar hasta Sudáfrica y subir sin bordear el continente para llegar a las Azores donde una tormenta hizo el último esfuerzo por destruir la maltrecha embarcación, pero lograron llegar a su destino. 


El 8 de Septiembre, dos días después de llegar a San Lucar, desembarcaron en Sevilla siendo remolcados a causa del estado de la nave, siendo aclamados por su hazaña.

En sus bodegas traían 500 quintales de clavo y otras especias junto a algunos troncos de Sándalo blanco. 

Cuando contaron su experiencia delante del Emperador Carlos, en la sala solo había caras de asombro y satisfacción, la Corona de España había conseguido lo que ninguna se hubiera imaginado, habían unido el mundo. Demostraron que la Tierra era redonda, que había otras rutas y otras tierras que explorar, habían dado a conocer un nuevo mundo, que había estado oculto para todos.


Escucharon como bordearon la costa del Nuevo Mundo, avistando el Río de la Plata, pero tuvieron que bajar hasta un estrecho que atravesaron con mucho miedo pues el mar y la tempestad hacia que los barcos parecieran cascaras de nueces, pero al pasar ese estrechó la calma fue tal que al mar que encontraron le pusieron el Pacífico; teniendo en mente que solo quedaban dos naves ya que una desertó y dos se perdieron, la travesía fue mas larga que la que esperaban, pasando pasando por varias islas donde Magallanes perdió la vida y parte de la tripulación por escorbuto. De ahí tuvieron decidieron que la Trinidad se volviera al istmo de Panamá y ellos seguirían hacia Occidente, así que con temor pero con decisión tomaron la ruta que los portugueses dominaban hasta arribar en San Lucar.

El Emperador no tuvo más remedio que premiar a tan valeroso hombre con una distinción que ningún otro pudo obtener, un escudo de armas coronado por un globo terráqueo con una inscripción:

                                                    "PRIMUS CIRCUMDEDISTE ME"


Bibliografía:
Artehistoria
Biografías
ABC
Buscando biografías 
Historia y vidas








Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario