martes, 10 de marzo de 2015

LA SANTA SEDE DIVIDIDA EN TRES PAPADOS



A mediados del siglo XIV Europa tiembla ante la peste negra y la sucesión de guerras por crear y afianzar tronos, por conquistar territorios que aún no tenían el espíritu de nación, siempre contando con un poder imaginario pero que arbitraba según su conveniencia de manera indispensablemente entre estos reyes.

Hablamos del Sumo Pontífice de Roma. 

Gregorio XI y Pedro de Luna
Pero está situación llegó a ser critica en estos años, 1375 al 1423, ya que la Curia romana estaba instalada en Avignon (Francia) por las causas que hemos descrito anteriormente, no siendo Roma el mejor de los lugares para vivir.

Gregorio XI, en ese momento Papa, decide que ya llega el momento y viaja con su cardenal diácono, Pedro de Luna, a Roma para seguir estableciendo la Santa Sede en este lugar; pero como muere en 1378, todos los cardenales comienzan a ser convocados para la fumata blanca, pero las cosas no van bien, Pedro de Luna como hombre de poder en ese momento y el que tiene el bastón de mando en funciones para que todo se lleve a cabo, no espera a varios cardenales que no habían llegado; y es que la situación apremiaba, Roma estaba exaltada y la Curia divida en dos facciones francesas y otra italiana, y eso no era bueno, por lo que se decide nombrar a un italiano para que estuviera equilibrada la posición de la Santa Sede ante todos los Reinos.

Urbano VI
Urbano VI se alza con la mitra blanca, pero no convence algún tiempo después por lo que trece cardenales se separan de Roma nombrando a Clemente VIII, con su sede en Avignon.
Esto crea un malestar tremendo y una confusión entre los cristianos que no saben si el Papa que tenía que ser neutral, era ya un títere de reyes y su ambición, ya que cada uno ahora podía elegir según conveniencia.

Clemente VIII
Pedro de Luna como hombre diplomático que es, se encuentra con estos separatistas y resulta que es convencido por estos con el argumento que Urbano VI había sido elegido de forma irregular y además bajo presiones, así que este cardenal como su embajada se pasan de bando siendo obediente a Clemente VIII y se pone a buscar apoyos para este.

La situación no se calma, todo lo contrario, estos dos Papas mueren y son designados como sucesores:

Urbano VI- Inocencio VII - Gregorio XII

Clemente VIII -Benedicto XIII (Pedro de Luna)

Así que en esta situación incluso los reyes de Europa están divididos, hay a veces que intentan un acercamiento mediante concilios, pero como ninguno quiere dejar la Cathedra de Pedro, todo sigue igual.

Gregorio XII
Benedicto XIII
Hasta 1409, que consiguen llegar a reunirse en pisa en un nuevo concilio, donde nombran a Alejandro V como el Papa, teniendo que renunciar los dos, Gregorio XII y Benedicto XIII.
Pero eso estaba por ver, ninguno renunció, pero ni el nuevo, así que ahora hay tres, estando toda la cristianda en un caos que nadie sabia a quien hacer caso.

En 1410 muere Alejandro V y le sucede Juan XXIII.
Juan XIII, antipapa

Así que tenemos Juan XXIII en Roma, Gregorio XII en Avignon y Benedicto XIII en Peñíscola.

Pero en 1414 hartos ya de esta situación, toma la delantera el emperador Segismundo, convocando el Concilio de Constanza termina con el conflicto de Sumos Pontífices.

En esos días las reuniones no son nada fáciles pero consiguen que los Papas Gregorio XII y Juan XXIII renuncien a su cargo, quedando solo Benedicto XIII, que no se baja de su burro, argumentando que el había sido nombrado y legalmente.

Viendo que no se terminaba el asunto ya que la intención era quitar a los tres nombrando uno nuevo y así nadie podía, de nuevo erigirse cabeza de la iglesia, excomulgaron a Benedicto XIII proclamándolo hereje.


Martín V
El nuevo cardenal que dejaría el rojo para vestirse de blanco sería llamado,
Martín V.

Benedicto XIII se refugió en su fortaleza con sus seguidores en Peñíscola, donde residió y luchó por su poder hasta 1423, cuando murió a los 95 años.

Castillo de Peñíscola
Este castillo se le llama es conocido como el de Papa Luna, situado en Peñíscola (Castellón, España), fortaleza maravillosamente conservada y lugar digno de visitar. 

Lugar de cine ya que la película El Cid, protagonizada por CHarlton Heston y Sofia Loren esta rodada allí.


Así se resolvió este entuerto donde los intereses personales se antepusieron a los de los demás. 

Bibliografía:
wikipedia
agendapolitica
Historia de los papas
Vaticano

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario