sábado, 21 de marzo de 2015

CALLE ANTONIO GRILLO, ¿UNA CALLE ASESINA?




Cuando se habla se asesinos en serie, lo primero que pasa por nuestras cabezas es un hombre o mujer huraño, antisocial, con traumas, sádico, etc; aunque en ocasiones hay hechos que ocurren pero no se descubre al hacedor, solo hay sucesos trágicos, hechos que consternan a sus vecinos, a sus habitantes.

Esto es lo que ha ocurrido en una calle de Madrid, C/ Antonio Grillo, , este calle con gran antigüedad ha contraído una fama que por los hechos acontecidos en sus viviendas le viene como anillo al dedo, el de calle siniestra.

¿Qué ha ocurrido, en esta calle?   

Vamos a relatar varios y nos centraremos en uno concretamente, que es que mas llama la atención.

1910. -  En mayo, un señor de 47 años se suicida tirándose desde un quinto piso.

1911. - En Marzo, dos niños de diez y cinco años son atacados de tal forma que con cloroformo los deja inconscientes y se le roban la ropa.

1913. - En Diciembre un vecino es atropellado por un tranvía, que lo deja muy grave.

1915. - En Enero un vecino de 15 años se suicida tirándose desde un viaducto muriendo en el acto.

1926. - En Enero aparecen los restos de un bebe descuartizado con un jabón y papeles que sospechaban que el asesino también residía en esta calle.

 2004. - En Marzo un francés es atacado con un machete en su casa por un marroquí que le quería robar.

Estos hechos puede inducir a decir, bueno es Madrid y una ciudad tan grande pasan muchas cosas, vive mucha gente, y esto hace que parezca que todo sucede por algo que no tiene explicación.

Puede parecer, pero fijémonos en estos hechos que sucedieron en la misma calle pero en el nº 3:

1945.- Felipe de la Breña Marcos, de profesión camisero fue encontrado en su piso, el 3º D, en  estado de descomposición, con fuerte golpes en la cabeza producidos por un candelabro; la policía viendo esto cerró el caso.

1962.-  1 de Mayo, festividad del trabajo, misma calle, mismo edificio, misma vivienda, cuando la gente paseaba por la calle, escucharon las voces de un hombre que con la voz rota y un niño en los brazos decía:
"¡Los he matado!" "¡Los quería mucho, pero los he matado! ¡Los he matado porque me ha dicho que los matara!"
Cuando llegó la policía y los bomberos encontraron a todos muertos, ya que Jose María Ruiz, sastre de profesión y bien posicionado se había quitado la vida con un disparo después de que un fraile se negase a darle la absolución de los pecados. 

1964. - Rufino Martínez que vivía en el mismo piso, 3º D del mismo edificio y de la misma calle, se encontró en su armario  cuando fue al colgar su chaqueta, el cadáver de un recién nacido como si fuera otra prenda más. Su mujer había ocultado el embarazo, y dio a luz al pequeño que lo ahogó en la bañera, cuando Rufino se encontró a su mujer, esta estaba con la vista ida y desde entonces internada en un psiquiátrico,  pues enloqueció.


Como vemos a nadie se le puede achacar tales asesinatos y sucesos, pero podemos decir que la calle tiene algo, algunos aseguran que como antes que esta calle era un antiguo cementerio, lo siniestro viene de ahí, pero si investigamos a fondo las vidas de tales personas seguro que encontramos razones para estos hechos, pero sin duda que la calle con su historial, se le declara asesina.






Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario