domingo, 22 de marzo de 2015

UN ECLIPSE DE SOL QUE HIZO HISTORIA



Esta semana hemos asistido a un espectáculo astronómico que se repite con periodicidad, el Eclipse Solar, es verdad que no en todo el mundo se ha visto, sabemos que los motivos son la inclinación de la Tierra, la de la luna, y cuando coincide por la rotación. Aunque en las zonas previstas en España ha sido dificultoso por la borrasca que se había instalado en el país. Aún así mediante la tecnología que tenemos hemos podido ver fotos, vídeos, etc.


Pero hubo un día que hubo un Eclipse Solar que hizo historia, de tal forma para unos fue bueno y para otros fue una derrota aplastante y que todavía se recuerda.

Para saber de cual estamos hablando nos trasladaremos al 939 de Nuestra Era, cuando la península estaba divida en varios reinos cristianos y un musulmán, el Califato de Qurtuba.

¿Qué ocurrió?

El Califa Abd al-Rahman III, declara una nueva aceifa contra los reyes cristianos centrando su furia en Zamora y León, el centro del poder cristiano, la intención era dejar claro de una vez por todas quien mandaba en la península. Esta campaña fue llamada Poder Supremo.

Así que Abd al-Rahman III, persona de talla baja, por tener las piernas mas cortas de lo normal, con unos ojos azules oscuros y profundos, pelirrojo tintado de alheña por el peluquero lindo pelo, se decide a obrar el milagro con 100.000 hombres.

Llega a Toledo y atraviesa Guadarrama saqueando Olmedo, Íscar y Alcazarén, llega al Castillo de Portillo, donde se instala el Califa, después de un mes de viaje.


Cuando quieren presentar batalla al noroeste de Simancas, ocurre algo que desconcierta a las tropas califales de tal forma que a este fenómeno se le achaca la derrota. El 19 de Julio de 939 a las 7 de la mañana se oscurece el sol de nuevo hasta las 10 mas o menos, de tal forma que la vista que se aparece ante los musulmanes es amarillenta hasta que se ocure casi todo de nuevo. Todos lo toman como un mal presagio, pero la ira del Califa es conocida y no quieren contrariar la campaña.


Así lo describen varias crónicas:

                Encontrándose el ejército cerca de Simancas, hubo un espantoso eclipse de sol, que en medio del día cubrió la tierra de una amarillez oscura y llenó de terror a los nuestros y a los infieles, que tampoco habían visto en su vida cosa semejante. Dos días pasaron sin que unos y otros hicieran movimiento alguno.
Kitab ar-Rawd
El sol padeció terrible eclipse, en el día en el que en España Abderramen rey de los sarracenos, fue vencido en una batalla por el cristianísimo rey D. Ramiro.
"Antigüedades de Simancas"

Se inicia la batalla el 1 de agosto  durando 5 días, de duros encuentros, aunque comenzaron que no sabían quien atacaría primero, después de todos los intentos por tomar la ciudad la fortaleza, el califa se desespera ante la mala organización de sus generales, por lo que decide regresar a Córdoba tomando esta campaña como un toque de atención.

Pero Ramiro II  se envalentona y al ver que se retiran los sarracenos inicia una persecución que termina el el barranco de Alhenga donde son emboscados y el califa esta a punto de perder la vida o ser prisionero, perdieron su armadura y su Qurán de oro.

Las crónicas árabes lo describen así:

           ...y en la retirada el enemigo los empujó hacia un profundo barranco, que dio nombre al encuentro (Alhándega), del que no pudieron escapar, despeñándose muchos y pisoteándose de puro hacinamiento: el califa, que se vio forzado a entrar allí con ellos, consiguió pasar con sus soldados, abandonando su real y su contenido, del que se apoderó el enemigo... 

                                                                                             Al-Muqtabis

Los cristianos le infringen tal derrota que después de llegar a Córdoba, cae en una profunda depresión que se manifiesta en ataques de ira desproporcionada; como su ejército huyó en desbandada olvidando a su Califa, que solo fue defendido por los al-jurs, la guardia personal del Califa, hizo una purga al saber que la mala campaña fue por culpa de las envidias y el desagrado de ser dirigidos por un general eslavo. Por lo que Abd al-Rahman haciendo valer su poder crucifica a 300 de sus soldados estando entre ellos varios generales, por cobardía en la explanada frente a Bab Al-Qantara, la puerta del puente, dijéramos lo que es ahora la Avd, República Argentina, cuando pasas el puente Romano.



¿Fue realmente el Eclipse quien tuvo la culpa?

Todos sabemos que no, una interpretación así solo cabe en la mente de supersticiosos,  al igual que la batalla se la deben a los Santos Millan y Santiago. fue un momento que un ejército no ejecutó una estrategia militar como la que se espera por su grandeza militar y los otros defendieron numantinamente la fortaleza de Simancas.



Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario