jueves, 4 de diciembre de 2014

BOKASSA I, ¿EMPERADOR?



El día 4 de Diciembre de 1977 el periódico español La Vanguardia (imag. izq.) informaba de la delegación que se enviaba a la República Centro Africana.


Y es que en este día se da la puntilla a un pueblo duramente reprimido mediante una enajenación mental de un hombre sobre el poder.


Y es que el país centro africano, desde que llegó el invasor siempre ha estado subyugado por ambiciones gubernamentales, materiales y sobre todo personales.


Siempre todo con un trasfondo libertario, pues todo se hace para el pueblo, por el pueblo, pero como expresó el Rey Sol, Luis XIV, sin el pueblo, con la frase, "El Estado soy yo"  por lo menos él lo decía a la cara.


Estos gobiernos, estas personas, oprimen a sus congéneres solo para satisfacción personal.

Volviendo al país centro africano, el 4 de diciembre de 1977 se celebró un acto que llamó la atención, pero que para la envergadura del acontecimiento no fue seguido abiertamente por ningún estado.

La coronación (imag. de abajo) de Jean-Bédel Bokassa, anterior golpista, presidente, primer ministro y así una sucesiva recopilación de títulos que fueron auto impuestos hasta que la locura llegó a su máximo, cuando decide llegar a ostentar el mayor rango de un gobernante, "EMPERADOR".


La ceremonia fue tan fastuosa como extravagante, recordando las coronaciones desde de los emperadores romanos, como a las sucesoras naciones europeas, comentándose que la inspiración la tomó de la coronación de Napoleón, pero hace gracia pues un Emperador es alguien que gobierna sobre una basta extensión de territorios, pero no, sobre un país, solo.


Pero además lo que llama la atención de esta coronación ya no solo es el capital, la quinta parte del presupuesto nacional, que se empeñó en esta alegoría de poder, es que nadie de las casas reales asistió a su invitación, solo fueron representantes de bajo rango.




Este hombre se caracterizó desde su llegada al poder, mediante un golpe de estado, por la crueldad de sus actos, por la tortura impuesta a los que no pensaban como él, a su pueblo, con grandes cargas mediante impuestos y obligaciones como" uniformes para los estudiantes" tan costosos, que en una protesta contra esta ley, la respuesta del gobierno fue la represión con un saldo de 100 estudiantes muertos.

Se acusó al Emperador de participar en las torturas, en las matanzas, en las extorsiones hacia sus opositores en incluso de canibalismo (imag.izq.).

El imperio duró 2 años, dejando una sangría en un pueblo ya altamente castigado por unos y otros.
Cuando se exilió del país no fue recibido por ningún país que lo apoyó en su locura imperialista, Francia y Libia, países que desangraron a un país con alto contenido en Uranio y diamantes (imag.dch.), tuvo que residir en Costa de Marfil, el único que lo acogió y del que fue expulsado al ser interceptado en el aeropuerto de la capital marfileña  al intentar de nuevo acceder la República Centroafricana para dar un golpe de estado e instaurar de nuevo su Imperio.


Al final recaló en Francia que tuvo que acogerlo por todo el apoyo que le dio mientras se mantuvo en el poder, como presidente, dictador y Emperador. (imag.izq.)

En 1996 murió en París victima de un infarto.

La respuesta a la pregunta ¿Emperador? creo que queda contestada mediante la información, no hace falta dedicarle más tiempo.







Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario