sábado, 24 de enero de 2015

SE RINDIÓ 28 AÑOS DESPUÉS QUE SE ACABARA LA II GUERRA MUNDIAL


Cuando en febrero de 1943 Shoishi Yokoi, sargento del ejército japonés en la 38º Regimiento, desembarcó en la isla de Guam, dentro del archipiélago de las Islas Marianas para reforzar la posición en el Pacífico en el marco de la II Guerra Mundial no sabía que la isla sería su casa durante mucho tiempo.

Todo comenzó cuando el 21 de Julio de 1944 hubo un desembarco de marines estadounidenses en la isla de Guam, entre las aldeas de Agana y Asan Point.




La 3º División de marines se vieron sorprendidos por las ametralladoras y morteros japoneses, haciendo de aquella playa el infierno para los estadounidenses.


No obstante la flota norteamericana no puso todos los huevos en la misma cesta ya que desembarcó a la 1º División de marines al sur en Agat queriendo envolver a los nipones, pero fueron recibidos al igual que la 3º División y el avance fue muy lento.



A las 12:45 la 3º División toman Asan Point, fue algo infernal pero pudieron llegar gracias a los tanques Sherman y la artillería.

La 1º División  tomó Agat por la tarde de la misma forma que la 3º División.

Durante los día siguientes los enfrentamientos entre tropas niponas y norteamericanas fueron constantes y sangrientas, los japoneses tenían fama de no caer presos, preferían morir, hasta el grado que el 30 de Julio en un barranco del Monte Tenjose, viéndose acorralados por los norteamericanos 135 soldados se suicidaron con sus propias bayonetas.

De esta forma llega el 10 de Agosto declarando oficialmente a Guam como estadounidense. Entonces varios soldados japoneses, entre ellos Shoischi Yokoi, se internaron en la selva donde sobrevivieron y siguieron atacando en forma de guerrilla a los marines.

Los Estadounidenses hicieron varias batidas para logar capturarlos llegándolo a conseguir ya que no se produjeron más ataques ni emboscadas.

No obstante en 1948 varios soldados salen de la selva y se entregan a la policía de Guam, cuando estos los ven y detienen creen que son los últimos, por el tiempo y la cantidad. Entonces en 1960 capturaron a al cabo Minagawua y dos días más tarde se entregó el sargento Mashashi Ito.

¡Todos estaban sorprendidos! llevaban 16 años sobreviviendo en la selva sin saber que la guerra había terminado.


Cuando por sorpresa, en 1972 dos tramperos de Guam capturan al último soldado japonés oculto en Guam, Shoishi Yokoi, que sabía que la guerra había terminado pero tenía la esperanza que lo rescatasen.

Shoishi Yokoi explica que la rutina en la selva era muy dura pues tenía mucho tiempo para pensar, por eso se propuso estar activo en cosas de necesidad para que su exilio fortuito fuera los más llevadero posible, fabricó trampas, ropa, refugios, etc.

Juan Dueñas y Manuel de Gracia, que son los tramperos que lo capturaron, explicaron que cuando lo vieron estaba reparando una trampa para camarones, entonces, cuando se acercaron a él este tuvo un ataque de pánico y quiso reducirlos para quitarles el fusil pero por lo débil que estaba fue reducido pronto y comenzó a suplicar que lo matasen allí mismo.

Fue entregado a las autoridades japonesas, y su frase fue:

"Me siento avergonzado, pues me han devuelto"

Este hombre estuvo  28 años viviendo en la selva con una esperanza que no se cumplió, aunque pudo regresar a casa y terminar sus días junto a su familia.

BIBLIOGRAFÍA:
http://www.taringa.net/posts/apuntes-y-monografias/10158663/Historia-El-ultimo-japones-en-rendirse-tras-la-II-guerra.html
http://personajesenigmaticosdelahistoria.blogspot.com.es/2009/12/shoichi-yokoi-el-ultimo-soldado.html
https://es.m.wikipedia.org/wiki/Sh%C5%8Dichi_Yokoi
http://www.bbc.com/mundo/noticias/2012/01/120123_soldado_treinta_anos_selva_cr




Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario