lunes, 15 de junio de 2015

DAGMAR OVERBYE, UNA MENTE INSANA Y DAÑINA

                                        

En las Cónicas Negras de Istopia Historia encontramos todo tipo de asesinos en serie, pero el de esta asesina Dagmar Overbye, es algo distinto dentro del mundo criminal.

Esta catalogada como la mayor asesina de Dinamarca, denominándola como "la Asesina de Niños" y es que su historia comienza de esta forma:

Nació el 23 de Abril de 1887 en  Aarhus dentro del seno de una familia humilde, siendo sus padres Soren Julius August Overdye y Ana Marie Petrine Kristiansdatter Johnson. No teniendo una infancia fácil pues ella misma reconoce que fue víctima de abusos sexuales, pero esto nunca se demostró.
A los doce años se marcha de casa y comienza a tener problemas con las autoridades por pequeños hurtos. Aunque vuelve con sus padres a los pocos años.

En los cinco trabajos que se les conoce en todos tuvo problemas y relaciones con compañeros o patrones donde ella queda embarazada, solo Erena Marie sobrevive a la muerte, unas misteriosas y otras provocadas por Dagmar, su propia madre.


Estando en Copenhague donde ejecuta a su último hijo, los problemas se le agravan ya que el trabajo escasea corriendose la voz entre los comercios y familias pudientes que es una ladrona y persona conflictiva.

Entonces por arte de birlibirloque encuentra su fuente de ingresos sin que nadie sospeche de su nefasto trabajo. 

Resulta que las relaciones extra maritales no estaban bien vistas pero se aceptaban y se aireaban "secretamente" pero claro cuando el fruto de tal relación hacia aparición todo eran problemas y las familias pudientes como no tanto se deshacían del bulto mediante los anuncios de periódico en los cuales ofrecían una suma de dinero a quien se hiciera cargo del problema.

Aunque no era ilegal y todo el mundo lo hacía, también se debía hacer discretamente pues a la vista de la sociedad era una aberración.

¡QUE COMPLICADO EL MUNDO! ¡QUE HIPÓCRITAS!    

La cuestión es que su carrera criminal se forja de esta forma, ella se pone en contacto con tales madres desafortunadas, adquiriendo al pequeño y la cantidad económica estipulada; la madre creía que el fruto de su amor no bien visto, pasaría a una vida mejor, una vida que ella no le podía dar, y en eso llevaba razón, lo que nunca pensarían era que la vida de su pequeño sería tan corta como la negociación y entrega, ya que nada más desaparecer el pequeño moría a manos de Dagmar siendo estrangulado, ahogado o quemado vivo en la chimenea de su nuevo hogar.


De los 15 asesinatos de niños que se le imputa, solo demostraron nueve y de sus victimas solo una sobrevivió a causa de estaba encerrada en la cárcel por condena de robo entre 1918 a 1919.

A los pequeños o bien los tiraba por el inodoro, o los dejaba en el cementerio, solo al que sobrevivió lo dejó fuera de su casa siendo encontrado por los vecinos.

Cuando salió de prisión en 1920, vuelve a su "trabajo" contactando con otra infeliz que se deshace de su criatura, pero he aquí el descubrimiento de tal asesina.

Karoline Aagesen, así se llamaba la madre de la criatura, se arrepintió de su proceder y fue al día siguiente a casa de Dagmar para recuperar a su bebe, pero ya era demasiado tarde.
Las explicaciones de Dagmar no convencieron a Karoline que se fue en busca de la policía; esta cuando llegó se produjo el registro, encontrando al pequeño entre los troncos quemados de la chimenea, no diferenciándose de ellos ni en la forma.


Dagmar fue arrestada y juzgada; en su defensa el abogado utilizó toda estrategia posible, que estaba bajo la influencia del nafta, que estaba trastornada por su infancia, que estaba coaccionada por su novio, incluso que la culpa de estos asesinatos eran culpa de las madres que querían deshacerse de sus pequeños dejándolos en cualquier manos, y que Dagmar era la victima teniendo en cuenta su trastorno mental.

Pero de lo único que se libró fue de la pena de muerte que fue conmutada por la perpetua, ya que en 1929 murió en la cárcel de mujeres de Christianshavn.


Este caso al menos sirvió para algo, la sociedad danesa se concienció en que había un problema con respecto a los hijos que nacían fuera del matrimonio, y se creó una ley de control sobre el nacimiento de todos los niños nacidos fuera del matrimonio que estuvo en vigor hasta 1965, donde el nacimiento de todos los niños se producía habitualmente en hospitales y la mentalidad de la sociedad cambió sobre la doble moralidad.  

                           

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario