sábado, 19 de septiembre de 2015

"¡SOY LOBO! REPITO ¡SOY LOBO! ¡SACADME DE AQUÍ JODER!"

                                            

De esa forma pedía auxilio el topo infiltrado en E.T.A. por la policía española en el primer lustro de la década de los 70 del siglo pasado. En esos años  el régimen franquista daba sus últimos coletazos no sin dar que hablar, el proceso de Burgos, los últimos fusilamientos, la muerte de Salvador, que fue el último ejecutado a garrote, las manifestaciones de estudiantes y por supuesto el resurgimiento de nacionalismo vasco de forma violenta recayendo la sangre en manos de los terroristas de E.T.A.

En medio de toda esta inseguridad y turbulencia, un joven, que no tiene nada que ver con las fuerzas del estado y E.T.A., un interiorista con apuros económicos, entra en acción dentro de la historia, se llama  Mikel Lejarza Egia, que lo conoceremos como Lobo y Gorka.

A lo largo de 1974 este hombre se infiltra de tal forma en la banda terrorista que los jefes policiales del SECED, precedente del CESID y CNI, se quedan sorprendidos. A Miguel en el torno de E.T.A se le conoce como Gorka y se mueve con facilidad, aunque no sin dificultades, pues son algunos los que dudan de su sincera implicación en la causa independentista, dentro de la cúpula terrorista. Su función principal es suministrar pisos francos en ciudades importantes como Madrid, Barcelona y Euskadi.

Asiste a reuniones informales no siendo de la banda, y en una de ellas toma la iniciativa retando a los dirigentes como Txiki, Ezkerra, Montxo, Smith, Koldo y Pertur, diciéndoles:

"Esto sí es vida. Mientras otros estamos sin un duro, jugándonos la vida, viviendo del dinero que nos mandan los familiares, vosotros aquí disfrutando de un festín. He entrado aquí pensando que había algo serio y me voy a marchar desmoralizado. No tenéis ningún tipo de adoctrinamiento. Vosotros os pasáis todo el día reunidos mientras la gente esta ociosa y sin saber que hacer. Llevo aquí dos meses tocándome los cojones sin saber que hacer, sin ninguna actividad, y vosotros a lo vuestro. ¿Acaso pensáis acabar así con Franco?"


Esta decisión gusta y empieza a ser conocido, prometiéndole una entrevista con Wilson y Bordas, los dirigentes de aparato militar de E.T.A.

La filtración está dando resultados, Gorka para los terroristas es un buen patriota y hace su función estupendamente y la confianza que genera aumenta por días, y Lobo, para la policía es un instrumento vital, que toca la música que estos quieren oír, de tal forma suena, que no llegan a creer que pronto se desataría una redada que sería la más dura para E.T.A.

Pero como toda misión doble se complica. 

Escenas de la película Lobo
En agosto Wilson y Txiki son detenidos cuando son reconocidos por la fotografías que son distribuidas por la policía percipitando las detenciones también en Madrid, encontrándose Lobo con Papi, Txepe y Kepa son vigilados de tal forma que se inicia un tiroteo sin previo aviso, deteniendo a Txepe, abatiendo a Papi y dejando parapléjico a Kepa, pero Lobo escapa entrando a la fuerza en un piso y tomando como rehenes a la pareja de ancianos propietarios de este; sigue las instrucciones de S.Mateos, el jefe superior de policía al mando de la "Operación Lobo", se identifica como integrante de E.T.A. y llama por teléfono al SECED que deja un teléfono y una dirección en el contestador, gritando las palabras del título, siendo recogido por un agente que S.Mateos envía.

Lobo pasando información a S.Mateos
A partir de aquí todo se precipita y E.T.A. desconfía de Gorka, por las informaciones que salen en la BBC que entrevista a la pareja anciana y describe todo lo oído.

E.T.A pierde la confianza en Gorka sospechando que sea Lobo, y este tiene que demostrarla delante de la cúpula; sabiendo de una reunión el S.Mateos le comunica que la casa saltará por los aires pero que no rechace ir pues si sale mal entonces se delataría como Lobo.


Se sabe de las tensiones internas de la banda y Gorka se presenta sufriendo el atentado como los demás.

E.T.A. está ansiosa por dar el golpe definitivo y poder asustar al estado español, secuestrando al yerno de Franco, Cristóbal Martínez Bordiú o al II Conde De Godó, o dejarlo por un tiempo marchándose a Francia, pero deciden seguir con lo planeado.

Ezkerra al margen de los demás se cita con Gorka en Madrid y este le explica como lo ve la cúpula, las sospechas son bastantes y fundadas, entonces Gorka dice poniendo las dos pistolas en la mesa:

"Si eso pensáis de mí, no tiene sentido seguir. Me marcho a casa. Y si queréis me metéis un tiro cuando os de la espalda"


Escena de la película Lobo

Esta forma de expresarse es lo que Ezkerra quiere oír y hace que de nuevo surja la confianza, pero tiene que demostrarla delante de la cúpula, no obstante el S.Mateos no quiere tensar más la situación y se decide actuar esa noche, era el 18 al 19 de Septiembre de 1975, esa noche por la información obtenida por Lobo caen cerca de 200 terroristas en varios lugares de España. 


Lobo en la actualidad

A la mañana siguiente la prensa se hace de eco de la gran redada a E.T.A. por la policía gracias al infiltrado Lobo.

Esto hace que también amanezcan el día 20, muchas ciudades del País Vasco empapeladas con la foto de Mikel Lejarza con los dos alias, LOBO GORKA.

Caratula de la película Lobo
A Mikel se le dá lo prometido, forma parte de los servicios secretos, dinero y un cambio físico que se efectúa con una operación de cirugía estética, de tal forma que no lo reconoce nadie cuando se pasea por los lugares que el alternaba.

Lo que todavía no se ha cumplido es la amenaza de E.T.A. y es pegarle un tiro a Lobo.

Este suceso queda en la historia como el mayor palo hacia el terrorismo en España.


Os dejo este documental, que contiene imágenes de la película basada en esta historia, LOBO



La pregunta es ¿por qué siguió actuando la banda terrorista tras eliminar la cúpula y sus comandos? 

Eso es otra historia, muy interesante pero lo contaremos en otro momento

Bibliografía:
El País.
ABC
El portal vasco
El ojo crítico
Historia de ETA
Historias del Gran Capitan

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario