sábado, 20 de junio de 2015

IZNÁJAR Y ARCHIDONA SE PELEAN POR LAS TIERRAS DEL ENTREDICHO.

El Entredicho (Villanueva de Tapia)
Estamos en el año 1602, en tal día como hoy, cuando una carta ejecutoria por la Contaduría Mayor expone que las tierras de El Entredicho, situadas entre las villas de Iznájar y Archidona pasan a ser de realenga, es decir a la corona española que en ese tiempo la ostentaba Felipe III, siendo la Hacienda Real quien se encargará de su rendimiento, como solución a las disputas frecuentes entre los dos pueblos por las lindes y arrendamientos de tales tierras para su explotación, creyendo tanto Iznájar como Archidona que son suyas.


Iznájar
Y es que estas desavenencias vienen de mucho tiempo atrás, posiblemente incluso cuando las tierras estaban dentro del reino nazarí.

Recordemos que en 1433 Iznájar pasa a ser definitivamente cristiana, convirtiéndose en frontera frente a Archidona que sigue siendo musulmana durante treinta años más, concretamente hasta 1462. Y claro siendo villas con una larga historia en importancia sobre las  vecinas, hace que sus dominios no estén claros.



Archidona
Archidona por siglos ha sido la capital de la Kura de Rayya, provincia musulmana, y luego Iznájar ostentó la capitalidad de su propia Taifa, siendo absorbido por la de Granada.

Los regidores de los dos pueblos se reunían a mediados de Agosto, y se repartían la explotación de dichas tierras; sirva de ejemplo el año 1602, que las dos villas ingresaron en sus arcas cada una 225 ducados por el producto de bellota, por la cantidad de encinas que había y 46.206 maravedíes por las demás.



Las disputas se originaban por muchas circunstancias; una de ellas documentada, es que las ordenanzas en los dos pueblos eran distintas y eso hacía que cuando algo que no convenía o no gustaba a uno u otro, las denuncias aumentaban. Por ejemplo:


Iznájar
En Iznájar obtener una licencia para talar o cortar árboles, era mas complicada de obtener que en Archidona, pues entendían que eliminar encinas no era beneficioso. Pero ocurrió que cuando los arrendadores de Archidona cortaron una serie de alcornoques, chaparros y demás árboles, los iznajeños pusieron el grito en el cielo.


Estas circunstancias y la de las arcas monarquicas hizo que el rey se inclinara por explotar las tierras, adquiriéndolas en propiedad.


D. Pedro de Tapia

Aunque esto no hizo que siguiera los arrendamientos con mediación de D. Pedro de Tapia, alcalde mayor de Loja y jurista de la Chancilleria de Granada. 

Pero el Felipe III no obtenía el rendimiento necesario y decidió venderla siendo D. Pedro de Tapia quien las obtuvo por 12.0000 ducados en 1603, pero hasta 1605 no se hizo efectiva tal venta donde ya los dos pueblos, vieron como sus arcas mermaron así como las disputas por las tierras que tanto tiempo habían explotado y que consideraban suyas.



Plaza Ochavada de Archidona


A raíz de este momento el nombre de El Entredicho pasa a ser Villanueva de Tapia, tal y como se conoce hoy, aunque todavía preguntamos a algún abuelo y sigue nombrándola como hace quinientos años.



Plaza de España, Villanueva de Tapia



Bibliografía:
Andalucía es rústica
Crónicas de Iznájar
Dialnet.unrioja.es
Ayuntamiento de Villanueva de Tapia.
Don Pedro de Tapia 
Consejeros de la Hacienda Real 1553 al 1602



Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario