viernes, 21 de noviembre de 2014

PALACIO DE LAS DUEÑAS





El Palacio de las Dueñas situado en la Calle Dueñas de Sevilla es un conjunto arquitectónico gótico-mudéjar llegando al renacentista siempre con toques sevillanos. 

Su construcción data del siglo XV al XVI, pues las primeras menciones que se hacen de él trata de la familia de Pineda, Don Pedro de Pineda, Escribano mayor del Cabildo de Sevilla.


En 1484 este edificio se pone a la venta por una eventualidad en la familia, Juan de Pineda hijo de Don Pedro de Pineda ha sido capturado tiempo atrás en una batalla en la Axarquía (actual Málaga) y los moros piden rescate, así que la casa residencial de los Pineda se vende a Doña Catalina de Ribera hija del IV Adelantado de Andalucía y Marques de Tarifa.


Carta del Rey Fernando de Aragón donde explica la situación de Juan de Pineda
La Marquesa de Villanueva de Río, Antonia Enríquez de Ribera, descendiente de Catalina de Ribera, se casa con Fernando Álvarez de Toledo, VI  Duque de Alba, pasando así este palacio a la Casa de Alba.

El nombre le viene por que se construyo frente al convento que existía desde 1248, Santa María de las Dueñas, conociéndose como Compañía de Dueñas porque las monjas se dedicaban a servir a las esposas de los reyes Fernando el Santo y Alfonso X el sabio.


El palacio entre los siglos XIX y parte del XX es alquilado para viviendas, ya que Antonio Machado nace en una de sus habitaciones como él reconoce y la placa que hay en la fachada de dicho palacio.

"Mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla,
y un huerto claro donde madura el limonero;
mi juventud, veinte años en tierras de Castilla;
mi historia, algunos casos que recordar no quiero." 



En el siglo XX el palacio vuelve a ser lo que era, 
lugar de aristocracia pues a lo largo de este siglo 
pasan por sus estancias  los Príncipes de Monaco, 
el Marques Guglielmo Marconi, inventor del 
telégrafo sin hilos, Jackie Kennedy, etc.

Pero lo más sonado fue la boda celebrada por Cayetana de Alba con Luis Martínez de Irujo en 1947, calificada como la boda más cara de la época, 20.000.000 de pesetas.

Es uno de los monumentos más significativos de la capital andaluza pues contiene una valiosa colección de arte, según el inventario de la Junta de Andalucía contiene 1.245 piezas, una arquitectura única y una historia enorme.



Y ahora está pasando por un momento triste, ya que Cayetana de Alba, la duquesa que más ha vivido en ese palacio, le ha dicho adiós el 20 de noviembre 2014.




Reacciones:

1 comentarios:

Publicar un comentario