lunes, 13 de julio de 2015

¡ETA, ESCUCHA, AQUÍ TIENES MI NUCA!



A muchos el título de este artículo le sonará raro, a otros seguramente se nos pone el bello de punta solo recordarlo. Parece que estoy en el Restaurante Alazor de Riofrio (Loja) tomando un café con unos amigos que vinieron a ver el pueblo. Todos pendientes de la televisión con la esperanza de que la Policía, Guardia Civil y Ertzaintza (policía vasca) pudieran atrapar pronto a los etarras y liberaran a Miguel Ángel Blanco, el concejal de 39 años del PP secuestrado el 10 de Julio de 1997 por la banda terrorista ETA para chantajear al Estado Español.

Si recordamos un poco la situación entenderemos tal violencia. Hacía relativamente poco que los cuerpos de seguridad, más concretamente la Guardia Civil, estamento publico odiado por esta banda terrorista, liberó al funcionario de prisiones José María Lara, dando un golpe tremendo a ETA, ya que no pudo conseguir su objetivo. Tal fue la desesperacion de estos asesinos que decidieron dar el golpe definitivo para que se cumplieran sus exigencias, el acercamiento de los presos de ETA al País Vasco y la Independencia del Estado Español.

A la sociedad española que se había habituado a las bombas lapa, atentados contra militares, Guardia Civiles, e incluso a civiles, como fue el atentado de Hipercor en Barcelona, el ejecutar a sangre fría a un inocente, la hizo reaccionar como nunca antes. Desde ese momento para todo el mundo los componentes de ETA eran ASESINOS, a partir de entonces, gente que defendía la lucha armada por la independencia, o que explicaba que eran patriotas, se dieron cuenta que eran ASESINOS, y que lo único que buscaban era sangre, y daba igual la que fuera.



Xapote, Amaia y Oker, secuestraron a Blanco en Eibar, después de que el día anterior fallara su intento. Una hora después, mediante la Radio Egin lanzaron el comunicado del secuestro y sus reivindicaciones con la siguiente amenaza: 



"SI EN 48 HORAS NO SE HACE EFECTIVO EL ACERCAMIENTO DE LOS PRESOS DE ETA AL PAÍS VASCO, MIGUEL ÁNGEL BLANCO SERÁ EJECUTADO"



En ese momento el Presidente del Gobierno José María Aznar, da una serie de ruedas de prensa, las autoridades se ponen a pleno rendimiento y la sociedad española, toda, unánimemente sale a la calle pidiendo su liberación. 

Pasan las 48 horas y el Estado español no cede al chantaje, por lo que el sábado 12 de Julio a las 16,40 el comunicado que se emite es que:


   "MIGUEL ÁNGEL BLANCO HA SIDO     ASESINADO POR ETA"


Inmediatamente, los manifestantes de todas la ciudades de España que salieron a la calle comenzaron a gritar: 

  "ASESINOS, ASESINOS, ASESINOS"








 Los que estábamos en el restaurante nos quedamos blancos, otros vociferaron, insultaron, y algunos mostraron su ira golpeando la mesa o la barra del bar, a la mayoría, las lagrimas rodaron por nuestra mejilla. Hacia mucho tiempo en España que no se vivía esa situación tan infame.

Miguel Ángel Blanco fue encontrado por dos cazadores boca abajo y con dos tiros en la nuca, fue trasladado al hospital en coma profundo, todavía había un hilo de esperanza.

Esa noticia la supimos un poco más tarde, y esa noche España estuvo pendiente de su concejal.

La sociedad vasca se concentró frente a las sedes aberchales, lugares a favor de ETA, también frente a las sedes HB, Herri Batasuna, el brazo político de ETA, que no condenó en ningún momento el secuestro y asesinato. Si no hubiera sido por la  Ertzaintza, no hubiera quedado en algunos heridos. 



Los gritos eran "HB LO TIENES QUE PAGAR"


Erztania se quita el pasamontañas después del asesinato
Esa noche se la llamó la noche más larga para los batasunos.

Pero Miguel Ángel no aguantó, y el día 13 a las 11 de la mañana su corazón dejo de latir. 

Ese mismo día la indignacion volvió, o más bien se reanimó, pues no se había ido. 

El día 14 de Julio cuando era enterrado Miguel Ángel, en muchas ciudades los españoles se echaron a la calle, con las palmas de las manos pintadas en blanco y gritando las frases anteriormente descritas.


La sociedad española ya no transigiría más ante el miedo, chantaje y desprecio por la vida de estos asesinos. Desde entonces ETA comienza su declive, su agonía y su autodestrucción.

Este suceso denominado como el ESPÍRITU DE ERMUA todavía está vivo, todavía pervive, y debemos recordarlo, pues ETA no ha desaparecido, es como la serpiente que los representa en su escudo, esta aletargada, y en cualquier momento puede despertad.



Así que no olvidemos lo que pasó, pues es nuestra historia.

Bibliografía:
ABC
El País
El Mundo
El Confidencial
La Vanguardía
TVE
Antena 3
Informe Semanal

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario