jueves, 18 de diciembre de 2014

LA SEMANA QUE LA MONTAÑA BAJÓ A LA PLAYA



La semana de los días 15 al 17 de diciembre  de 1999 en el estado de Vargas, Miranda y Falcón (Venezuela) se produce una de las catástrofes más grandes y recordadas por el país.

En esos días ya se alertaba de fuertes lluvias en el litoral costero, pero no se esperaba tanto como llovió.

La estimación fue que los niveles de lluvia alcanzados fueron de dos años.

Los fallecidos llegaron a los 30.000, aunque se estima que fueron de 10.000 a 50.000, lo que podemos decir que  la población venezolana sufrió un mazazo tremendo, pues la catástrofe afectó de un 30% a un 35% del país.




Tanto fue como llovió que un río de piedras, lodo y madera bajaba de la montaña, la tierra se movía a su paso como si las montañas avanzaran a la costa.




El fenómeno ocurrido no es común, se ha escrito que se puede repetir en unos 500 años, pues las circunstancias meteorológicas no se dan con frecuencia, ya que las inundaciones anteriores no han sido tan devastadoras.

El día 18 cesaron las lluvias, entonces se pudo ver con claridad la magnitud del desastre, una lengua de tierra, escombros y ruina se veía como bajaba de las montañas hasta la playa arrasando con lo que encontraba a su paso.




El rescate de personas, sobrevivientes aterrados por el suceso, fueron embarcados en fragatas militares que el gobierno puso a su disposición, hubo otras tantas naves marítimas privadas y helicópteros militares como privados, los venezolanos fueron uno en ese momento.




Comenzó entonces la tarea de desescombro y la lenta y fatigosa recuperación de los habitantes de Vargas y demás estados.



Décadas después la solución no ha llegado a completarse, la oposición al régimen bolivariano denuncia que la zona sigue sin ser restaurada al completo.





A pesar de que no se haya completado la promesa  gubernamental, la verdad  es que la zona es digna de visitar,  las costas son del mar Caribe, solo hay que imaginárselas, el interior lleno de Montañas, bosques frondosos, caminos que llevan a grandes haciendas, en fin, podemos decir, algo bello por vivir.















Aunque esa zona siempre se recordará como "LA TRAGEDIA DE VARGAS" 

Reacciones:

3 comentarios:

Publicar un comentario