jueves, 19 de marzo de 2015

INDULTAN A LOS ASESINOS DEL PRESIDENTE DEL GOBIERNO EN ESPAÑA


Ramón Casanellas

El 8 de marzo de 1921 el Presidente del Consejo de Ministros de España, Eduardo Dato,  es asesinado por tres hombres después de salir de las cortes y dirigirse a su residencia en la C/ Lagasca, esquina con la C/ Alcalá.

Fue acribillado a tiros, cuando una moto con side-car se acercó a su coche oficial; en esta moto estaban Pedro Mateu Cusidó, Luis Nicolau Fort y Ramón Casanellas.

                       ¿Qué tiene de especial esta historia?

La verdad es que este presidente es poco conocido entre los españoles, siendo uno de los Presidentes del gobierno, asesinado a tiros. Pero lo más sorprendente es que se detuvieron a sus autores y todos fueron indultados, todos quedaron libres.
Eduardo Dato

Los dos primeros Pedro y Luis fueron condenados a muerte, pero el Rey Alfonso XIII y el presidente del Directorio Militar, Miguel Primo de Ribera, firmaron el Real Indulto donde se le conmutaba la pena de muerte por la de cadena perpetua, siendo liberados por la amnistía de la II República.

Lo interesante es como se trató a Ramón Casanellas, pues este escapó de la policía huyendo a Rusia, donde vivió una vida de militancia dentro del Partido Comunista, participando en la guerra civil de este país llegando al grado de comandante. 

Desde allí envía una carta fechada el 16 de Abril de 1923, exculpando a todos los detenidos declarándose como único responsable del atentado. 

Después de una larga temporada en la URSS, donde es utilizado por el partido comunista para ayudar a los movimientos marxistas en Hispanoamérica es enviado a España para reorganizar de nuevo el PCE y el PCC, sección regional en Cataluña.

Todo esto sucede en 1931, pero al estar prohibido el partido en España tuvo que dirigirlo desde el extranjero, siendo expulsado y readmitido de nuevo, por lo que vemos que este hombre, incluso dentro de su partido tenía enemigos, ya que en la URSS también participó en revueltas contra los propios bolcheviques con quienes luchó.

La cuestión es que cuando la Guardia Civil lo detiene en Sevilla donde estaba participando en un Congreso del partido Comunista, saliendo a la luz el asesinato del Presidente Dato por lo cual lo van a enjuiciar, es indultado y puesto en libertad por la presiones que se ejercen.

Así que sale libre y se dedica a su cometido desde que es enviado a España,  hacer que el Partido salga adelante. Pero es truncada esa idea cuando muere en una accidente de tráfico en el Bruc cuando se dirigía a Madrid a una reunión del PCE.

Se cuenta que fue el mismo partido, harto de él, quien lo eliminó.

Lo importante que hay que destacar es que por unas cosas u otras, los asesinos quedaron libres, ¿las circunstancias que se vivían? ¿al gobierno le convenía eliminar a Dato? ¿Por que ese Indulto Real? ¿Por qué esas presiones para que no cumpliera la condena?

Una historia interesante para tratarla con todos los datos del juicio.

Lo que sé, es que esto en otro lugar no hubiera ocurrido. No estoy hablando, ni a favor de las ejecuciones, pero si de un castigo acorde con el hecho, es decir, se atentó contra una institución, sea mejor o peor, pero es la que estaba impuesta y que continua por sentido común, así que se tenía que haber hecho valer la institución.

Bibliografía:
Wikipedia
Libertad digital
La vanguardia
Abc



Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario