lunes, 6 de junio de 2016

EL TAMBORILERO DEL BRUCH; HÉROE CATALÁN ANTE LOS FRANCESES


En todo tiempo dificultoso hay esperanza, y muchas veces ese rayo de luz dentro de la oscuridad mas completa se traduce en hombres valerosos que aprovechan lo que tienen a su alcance para convertirlos en su medio de salvación.

Eso fue lo que hizo Isidre Lluça y Casanoves, un joven de 17 años que tocando su tambor en la montaña de Monserrat hizo que el ejército francés, el ejército invasor, retrocediera siendo derrotado en el paso del Bruc por varios oficiales y soldados del 2º batallón del regimiento de guardias valonas, un oficial y soldados del regimiento de infantería suiza "Wimpffen" nº1 al servicio de España y varios centenares somatenes catalanes, en total unos 2.000 efectivos, cuando se dirigían hacia Manresa para exigir la contribución de 750.000 francos y castigar a los cabecillas de la rebelión que se había producido, de ahí debía dirigirse hacia Lleida para tomarla y cobrar 600.000 francos por el mismo motivo; una vez terminada esta parte de la misión debía trasladarse a Zaragoza donde lo esperaba el Mariscal Lefevbre para pagar a las tropas con el dinero recogido. Pero Schwatz, el general encargado de llevar a cabo la misión descrita anteriormente no pudo realizarla por la derrota sufrida, siendo la primera en España.


Isidre Lluça participó en esta batalla o emboscada como le permitieron, ya que por su edad no podía empuñar un arma, pero como en las fiestas de Santpedor, su pueblo natal, participaba con su tambor; se unió a los voluntarios somatenes que se internaron en el paso del Bruc y a ritmo de su redoble los voluntarios derrotan a los gabachos en un segundo enfrentamiento el día 14 de junio.


Y es que el día 6 del mismo mes se produjo el primer enfrentamiento bajo el mando del teniente suizo Franz Krutter Grotz donde los españoles utilizaron el factor sorpresa haciendo que el ejército francés se replegase y se tuviera que reorganizar dejando un balance de 300 muertos en las filas gabachas y tomando una pieza de artillería, de los 3.800 franceses que salieron de Barcelona.

A este primer enfrentamiento no se pudieron unir varios voluntarios de somatenes, estando entre ellos Isidre, así que cuando llegaron tuvieron que emplearse a fondo para dar la talla ante el mejor ejército de Europa, y lo hicieron ya que los derrotaron de nuevo y de tal forma que fue cuando se dieron cuenta que el ejército de Napoleón no era infalible.



En este momento es cuando comienza la epopeya del Tamborilero del Bruc, pues no descansó ni un momento, llevaba un ritmo frenético que unido a la  orografía de las Montañas de Monserrat el humilde tambor sonaba como centenares, haciendo creer a los franceses que el ejército español era enorme siendo más numeroso de lo que realmente.



El ejercito francés al escuchar tanto redoble se repliega, situación que aprovechan los españoles para hostigarlos hasta que se encuentran con las tropas del general Duhesme que había salido de Barcelona para auxiliarles.

Isidre se convierte en un héroe manteniéndose su recuerdo hasta ahora mediante un monumento en su Santpedor natal que lo recuerda con orgullo.

La pena es que murió al año siguiente, posiblemente de tifus que afectó a esa zona de España.


En 2010 Daniel Benmayor recrea esta historia en la película Bruc. El desafio, la cual aconsejo ver.


Bibliografía:
https://es.wikipedia.org/wiki/Tambor_del_Bruch
http://espanafascinante.com/historias/el-tambor-de-bruch-isidro-llusa/
http://www.xavicalzada.com/?p=6697
http://espanaeterna.blogspot.com.es/2010/12/el-tambor-de-bruc-anuncio-el-fin-del.html







Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario