lunes, 22 de febrero de 2016

LA CUEVA DEL ÁNGEL, LA ATAPUERCA DE ANDALUCÍA



En 1995 se investigó una cavidad en la Sierra de Aras en Lucena (Córdoba) después de que se supiera desde la antigüedad su existencia y la entrada de jóvenes y no tan jóvenes mediante cuerdas para obtener piezas antiguas que allí encontraban.

Así que Cecilio Barroso ( Doctor en Historia por la Universidad de la Soborna) y Daniel Botella (Director del Museo Arqueológico  y Etnológico de Lucena) tuvieron permiso para iniciar un estudio sobre el yacimiento y saber que había allí convencidos de que la sima del Ángel contenía algo grande.
Sus expectativas se confirmaron cuando descubrieron restos que después de su estudio indicaron un potente depósito arqueológico que han dado a entender que el H. Erectus al H. Neandertal pudieron habitar o utilizar la cueva, y eso pone la fecha al entorno del  año 200.000 a E.C.


El yacimiento externo tiene una secuencia sedimentaria de más de 5 metros de profundidad, lo que hace preveer que fue utilizada durante mucho tiempo ininterrumpidamente. Pero lo más importante es la sima, o pozo que contiene unos 70 metros de relleno donde se han encontrado restos óseos fragmentados a los cuales se les ha extraído la médula (indicándolo los cortes y estrías) y con señales de haber sido quemados, parece ser que corresponden a caballos, grandes bóvidos y cérvidos. Esto es porque la sima es denominada como el basurero de los habitantes que vivían por encima de ella y que arrojaban a ella los animales y humanos muertos.

Todos estos restos han indicado que el periodo que estamos hablando consta entre el Pleistoceno Medio y el comienzo del Superior.

Estos datos expuestos de forma muy general y superficial nos hacen ver que la Cueva de Ángel es muy importante para datar la existencia de vida en la comarca, tanto es así que según los trabajos que se han realizado hasta la fecha nos vuelven a indicar la excepcionalidad del yacimiento lucentino.


A partir del 2009 que se terminó un túnel para acceder cómodamente a la sima, haciendo que sea la única sima en Europa visitable. También se puede acceder por dos pequeñas cavidades, que sería la forma natural pero tiene una caída de 25 metros, por lo que se necesita equipos de espeleología. Allí podremos observar bloques calizos que a lo largo de millones de años han ido formando banderolas, estalagmitas y estalactitas.


Para poder visitar la Cueva del Ángel lo mejor que podemos hacer es comunicarnos con el Museo Arqueológio y Etnológico de Lucena donde nos informaran de los horarios, y si estamos en Lucena y visitamos dicho museo que está en el centro de la ciudad, en el denominado Castillo de del Moral muy cerca del Ayuntamiento donde podemos dejar el vehículo en el parking subterráneo, podremos ver en su interior restos encontrados en dicha sima como una recreación con explicaciones de audio que nos ayudaran a entender dicho hallazgo.



Bibliografía:

Museo Arqueológico y Etnológico de Lucena; http://www.museodelucena.com/
http://www.museodelucena.com/paginas/Cuevadelangel.htm

La Cueva del Ángel; https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=2211988

La Cueva del Ángel, un yacimiento del Pleistoceno Medio al Superior;
http://tp.revistas.csic.es/index.php/tp/article/viewArticle/22

Proyecto de investigación en la Cueva del Ángel (Lucena)
http://www.juntadeandalucia.es/cultura/web/html/sites/consejeria/areas/bbcc/Galerias/Adjuntos/investigacion/resumen_cueva_angel.pdf









  

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario