jueves, 25 de junio de 2015

SE ABOLE LA EJECUCIÓN MEDIANTE GARROTE VIL EN ESPAÑA

                        


En España las ejecuciones por pena de muerte para la generación que nació después de la muerte del Dictador Francisco Franco, nos resulta lejana, añeja, y solo lo sabemos por nuestros padres y abuelos.

Han paso ya  cerca de cuarenta años del cambio tan grande y gradual que se produjo y se está produciendo en este país. Pero debemos recordar que no era así.

Desde lo antiguo a los condenados se les ha aplicado una serie de maquinaria en el momento de su ejecución. Y en España se popularizó durante muchos años, y podemos decir siglos, el Garrote Vil.

Recordemos un poco que es este instrumento.

No se conoce su autor ni desde cuando se ha utilizado, aunque hay indicios de de que los romanos utilizaban algo parecido, el laques, unas tablas que apretaban unas cuerdas asfixiando al reo.


Una ejecución documentada fue la de Fabrique en 1227 cuando su hermano Alfonso X "el sabio" lo condenó a muerte mediante este método.

Pero fue durante el siglo XVI cuando se "mejora" tal instrumento para asesinar a los condenados. 
El Santo Oficio en España deja de utilizarlo en la tortura para sacar la confesión a los imputados en herejías. En su gran bondad y misericordia, "imitando al Dios que representan" deciden utilizarlo para evitar el sufrimiento de ser quemado vivo en la hoguera, utilizando este instrumento por ser más rápido y menos doloroso.

Este método cruzó el charco con el descubrimiento del continente americano, siendo Pizarro quien utilizó este método en las carnes de Atahualpa, último emperador inca; los cargos fueron:
Idolatra, polígamo, incestuoso, fratricidio, usurpador del trono, etc.

Para ellos utilizaban un poste con cuatro patas y un collar de hierro que aprisionaba el cuello para que un tornillo que es girado en la parte posterior aplastara las cervicales, pues tenía como una bola al final del tornillo, siendo el estrangulamiento la muerte más común producida; aunque en algunos lugares el tornillo era sustituido por un pincho que se clavaba en el bulbo raquídeo provocando un coma tan severo que la muerte llegaba en pocos minutos.


Pero como se demostrará  posteriormente es todo lo contrario el efecto producido. 

Claro dentro de este método de ejecución que se hacia al aire libre, bueno mejor dicho, públicamente, los reos eran catalogados en tres categorías.

- Garrote Noble, era cuando el condenado iba en caballo ensillado. Al digno de la época.

- Garrote Ordinario, era cuando el caballo era sustituido por una mula.

- Garrote vil, que era cuando iban en burros y montados al revés o bien arrastrados por una cuerda.

Todo estos anunciados por unos tambores con el parche flojo dando un sonido apagado siendo  llamadas "cajas destempladas". Dejando los reos durante 4 horas para ser observado por el público.


Teniendo en cuenta que a la nobleza se le dejaba la decapitación.

Como vemos el apelativo Vil, viene de villanos, que eran los últimos sin duda, ya que la plebe siempre es la que peor parte se lleva.

Su implantación definitiva fue de mano del nefasto rey Fernando VII, el cual en 1822 dio una orden real donde eliminaba la horca como método ejecutorio por el sufrimiento provocado.






Durante esta larga época hasta 1932, que se suprime durante dos años, hay varios ilustres que fueron ejecutados.

Mariana Pineda, ejecuta en 1831 en el Campo del Triunfo en Granada, por ser liberal acusada de conspirar.


El bandolero Luis Candelas en Valladolid en 1837.

Sabemos que cuando llega la dictadura impuesta por las armas en 1939, se instala de nuevo el método garrote para los ejecutados, teniendo un equipo de verdugos capacitados para ejercer esta profesión oculta a familiares y siendo pagada en metálico en la comisaría.

Pero en 1959 cuando es ejecutado Jarabo, el forense descubre que el cuello del reo es tan resistente y el verdugo tan débil físicamente que la ejecución fue una tortura en toda regla.

Pero lo sorprendente y volviendo a la introducción del artículo es que el ultimo ejecutado fue Salvador Puig, un chico de 25 años que fue condenado por pertenecer al movimiento MIL (movimiento ibérico de liberación) en 1974. Es decir que hasta un año antes el General Franco no le temblaba la mano, aun teniendo Parkinson, para firmar sentencias de muerte.


Pero aunque el dictador murió y no se ejecutó a nadie más, en el código penal existía la pena de muerte y el método a utilizar. 


Siendo tal día como hoy en 1983 cuando se declara su abolición definitiva de tal método, según la constitución de 1978 la pena de muerte es abolida.
Pero sorprendámonos más, la justicia militar, siguió con este método hasta 1995, después de una larga lucha, cuando fue abolida de su código penal. Es verdad que no fue ejecutado ningún soldado pero ahí estaba.

Así que hace relativamente poco tiempo que fue eliminada de nuestra sociedad la pena de muerte con su método para realizar las sentencias que tan alegremente se daban.

Aquí os dejo con la escena de la ejecución de Salvador Puig en la película de su biografía, que os recomiendo verla.


Bibliografía:
Muy historia
Blog Acebedo
ABC
El País
Salvador Puig, La vanguardia
Historia del Garrote Vil.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario