jueves, 23 de julio de 2015

EL DESASTRE DE ANNUAL, EL EJÉRCITO ESPAÑOL ES MASACRADO POR LOS RIFEÑOS


En 1921 el ejército español obtiene un derrota tan grande que se recuerda como "El Desastre de Annual"; y es que España se empeña todavía en querer dar una imagen de potencia militar y económica como fue en antaño. Los mandos militares sueñan con grandes batallas y viejas glorias pero están tan corruptos que solo se dedican a sus intereses de ascensos y honores que a lo que tenían hacer, y era a combatir y velar por sus hombres.



En ese tiempo España tiene en su poder el norte de África llamado "Protectorado de Marruecos", pero las kábilas o tribus beréberes no estaban dispuestas a someterse a ninguna nación extranjera y después de varios enfrentamientos se dan cuenta de la debilidad española y solo esperan su momento para dar el toque y poder echar al opresor.



El ejército español está mal alimentado, pues no le llegaban dinero para comidas, mal vestido, pues muchos no tenían ni botas, es más iban en alpargatas, y mal pertrechado sus fusiles estaban obsoletos y la municion la tenía contada, es más los soldados españoles vendían sus armas a los rifeños para sacar algo de dinero.

Para 1920 llega a La Gobernación Militar de Melilla el General Silvestre con la empresa de llegar a la Bahía de Alhucemas para sofocar las rebeliones rifeñas. Pero desde Melilla hasta Alhucemas hay mucho trayecto, y pocos lugares seguros, además de ser inseguros y duros pues el agua y la comida no son fácil de obtener.

En esta tesitura llega la fecha del 21 de Julio de 1921, y desoyendo las órdenes de Berenguer, superior de Silvestre este sigue con su empeño, pero son derrotados una y otra vez por Abd el-Krim, caudillo rifeño y que consigue un importante número de seguidores cerca de 18.000, alentados por las
victorias conseguidas.

Llega el día fatídico, Silvestre harto de que no lleguen los refuerzos y de sus soldados caigan como moscas sin esperanza ninguna decide abandonar Annual para dirigirse a Dar-Drius y salen dos columnas, la primera son los pertrechos y luego la mayoría de los soldados, pero nada mas salir los rifeños, sedientos de sangre se ceban y son tiroteados y masacrados, pues los que vigilaban los caminos, policías rifeños pagados por los españoles, se pasan al bando bereber traicionando la mano que le da de comer. En pocas horas unos 4.000 soldados,la mayoría reclutas forzosos y muy mal entrenados, son masacrados, y cerca de 500 son hechos prisioneros. 

Los sobrevivientes que llegaron a Dar-Drius deciden seguir la huida a zonas más cercanas a Melilla pues la moral a caído total. Junto a estos, otros soldados de posiciones cercanas  llegan al Monte Arruit.

Pero en esta huida el regimiento de Caballería Alcántara se sacrifica a favor de sus compañeros huidos, frenan a los rifeños y 691 perecieron, el 80% del regimiento.



En Arruit se refugiaron unos 3.000 que pronto fueron sitiados y asediados, y aunque resistieron hasta el 9 Agosto, sin que fueran ayudados por refuerzos, rinden la plaza. 
Hacen un trato con los rifeños, son desarmados y conservarán su vida, pero Abd el -Krim no es de fiar y cuando estos avanzan sin armas los rifeños caen sobre ellos con tal saña que solo sobreviven 60 de los 3.000.



En total murieron más de 10.000, en una operación que no se organizó debidamente, sin apoyos de parte del Comisario Mayor Berenguer, no preparados militarmente, y sin suministros.

Este suceso llegó hasta el último rincón de España, duramente criticado, pero no perseguido, aunque hubo una investigación llamada Expediente Picasso.




En artículos posteriores hablaremos del Regimiento Caballería Alcántara y del Expediente Picasso, porque son interesantísimos.


Bibliografía:
El Mundo
ABC
El Confidencial
Desastreannual
Batalla de Guerra

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario