jueves, 14 de enero de 2016

LA INTERVENCIÓN ESPAÑOLA EN LA INDEPENDENCIA DE ESTADOS UNIDOS FUE DECISIVA


En 1775 las trece colonias inglesas en norteamérica declararon su independencia pues el gobierno de Londres los asfixió con grandes cargas impositivas, siendo la gota que colmó el vaso el impuesto del Té. Este hecho le vino muy bien a Francia y España para vengarse de la derrota de 1763, donde ambos perdieron no solo la guerra sino también territorios, en el caso de España Menorca, Gibraltar y Florida, aunque fue compensada con la Luisiana Francesa (ver artículo La Luisiana Española) con su frontera en el Mississipi.

Pero ocurre que cuando se estudia o se escenifica tal confrontación se olvidan, o no saben que los españoles fueron decisivos a la hora del nacimiento de Estados Unidos como nación; pues a diferencia de los franceses que lucharon junto a los colonos en el norte, los españoles se las tuvieron que averiguar solos en el sur haciendo frente a los británicos.


Sepamos como ocurrió:

En 1778 a Carlos III le llega una misiva desde París donde le exponen que Francia declara la guerra a Gran Bretaña, el reconocimiento de la Independencia de las Trece Colonias inglesas en norteamérica y por extensión la invitación a España para participar en la campaña bélica a favor de los rebeldes colonos.

Esto divide a los asesores del rey español, Grimaldi y Floridablanca que veían la oportunidad de recuperar los territorios perdidos y antes mencionados mientras José de Gálvez, ministro de Indias y el Conde de Aranda veían como era el momento de derrotar a Inglaterra de una vez por todas quitándole la hegemonía naval.



Aunque Carlos III se ofrece como mediador entre la corona inglesa y los rebeldes colonos para que todo volviera a su cauce, eso sí por un precio, y es que volvieran a la soberanía española los territorios mencionados además de las dos Floridas, y es que se empezó a temer que esas ideas revolucionarias de independencia calara en las posesiones españolas de ultramar, no lo consigue, por lo que no le queda más remedio que actuar legalmente contra los ingleses.


Y es que desde 1776 España está ayudando a los colonos con material bélico desde que Benjamín Franklin en su viaje a Paris para pedir ayuda a Luis XV, se entrevista con el Conde de Aranda para hacerle la misma petición y esta le fue concedida enviándole:

275 Cañones de bronce.
4.000 Tiendas de campaña.
13.000 Granadas
30.000 Mosquetes con sus bayonetas.
30.000 Uniformes de lienzo.
50.000 Balas de mosquetes.
300.000 Libras de pólvora.
Y a lo largo de la campaña le fueron enviando 12.000 mosquetes más y 2.000.000 de libras (moneda) para ayudar en gastos

Así que el 12 de Abril de 1779 en Aranjuez se firma dicha alianza con los objetivos a seguir:

1º- La invasión de Inglaterra conjuntamente por España y Francia.
2º- Los objetivos estratégicos de los ejércitos hispano y franco en  Europa y América.
3º- La penalización impuesta a Inglaterra para recuperar los dominios perdidos en la anterior Guerra de los Seis años.

¿CÓMO FUE LA ALIANZA?

Nunca salen los planes como se trazan cuando depende de tantos factores.

El primer objetivo no se consiguió por dos motivos, siendo el primero por culpa española que no cumplió el plazo para presentarse en Santander, donde esperaban los franceses para salir hacia la invasión y luego que los franceses sufrieron una epidemia que diezmo sus tropas.



El segundo objetivo si se cumplió, pues Francia apoyaba desde el norte a los colonos y España lo hacia desde el sur, por el Golfo de México, desde la Habana y Nueva Orleans, donde se encontraba el Gobernador de La Luisiana Española, Bernardo de Gálvez, hijo del Virrey de Nueva España, Matías de Gálvez.


Así que según La Real Orden del 2 de Febrero de 1780 se hicieron los preparativos en Cádiz para embarcar a 10.000 hombres de los Regimientos Soria, Guadalajara, 2º de Cataluña, El Rey , Aragón, Flandes, Corona e Hibernia, además de 400 vagos (varones solteros entre 17 a 36 años que no tuvieran oficio o trabajaran como labradores) 150 honrados (varones que tenían oficio, ver artículo,Carlos III, decreta que el trabajo no es deshonroso). Pero mas de mil murieron en el periplo atlántico a causa de las enfermedades tropicales, pues la flota de 16 buques de guerra y 74 transportes no llegaron hasta Agosto a la Habana.

Y cuando estos están siendo atendidos les llegan las noticias de que  Bernardo de Gálvez con unos 1.400 hombres ha tomado las fortalezas de Baton Rouge y la Mobila, y que ha sido atacada La Florida Occidental.

Españoles entrando en Pensacola

Así que en 1781 cuando la guerra está más equilibrada, Bernardo de Gálvez con sus hombres y otros 3.600 de los refuerzos llegados de la península, llegan a Pensacola, la más importante fortaleza de La Florida Occidental, siendo esta asediada por tierra y mar, protagonizando una batalla decisiva y valerosa, pues por la bahía que debía de entrar tuvo que hacerlo a riesgo de encallar por la poca profundidad y bastante calado de los navíos y estar expuesto a fuego enemigo.

De ahí su famosa frase "Yo Solo" que se refleja en el escudo de la ciudad, pues fue de Gálvez con su bergantín Galveztown quien alentó al ejército español y derrotó al ingles.



Esta derrota inglesa fue un duro golpe que no se recuperó el ejercito anglosajón, siendo acorralado en el centro por dos ejércitos, el español al sur y el franco-colono por el norte. Tan decisiva fue la actuación española que el General en jefe de las tropas británicas en América, Henry Clinton, tuvo que enviar en septiembre de 1779 a Jamaica, La Florida Occidental y Oriental tropas desde New York para reforzar sus bases, dejando Carolina del Sur a su suerte.

Bernardo de Gálvez


Bernardo de Gálvez fue tan elogiado y aclamado por sus acciones en la Guerra de la Independencia que no solo fue reconocido y premiado en España, sino también por Francia y Estados Unidos, pues en el desfile de la Victoria estuvo a la derecha de George Washington.





Estas y otras acciones de parte de España se fueron quedando en el olvido por las malas relaciones internacionales entre las dos naciones, EEUU y España, que de aliados comenzaron a verse como rivales por las tierras que compartían en el Nuevo Mundo. Además de la poca gana de conservar el vasto imperio heredado por sus antecesores en el trono español.


Culminando este tira y afloja en 1898 en la guerra hispano-estadounidense.
 

Pero el tiempo pone las cosas en su sitio y aunque más vale tarde que nunca, la intervención de España en esta acción bélica, que cambió la concepción del mundo y dio paso a una nueva nación que ha superado en muy poco tiempo todas las expectativas, habidas y por haber, se está haciendo ver de nuevo.

Bibliografía:
Gálvez: el militar que se aventuró solo contra las defensas inglesas de Florida, ABC
Bernardo de Gálvez ya luce ne el Senado de EEUU, El País.
Bernardo de Gálvez y la independencia de los EEUU, Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.
La toma de pensacola 1781, www.todoababor.es
La expedición olvidada, La Aventura de la Historia, nº 207

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario