domingo, 10 de enero de 2016

EL TERREMOTO DE ANDALUCÍA DE 1884

     
       
Era el 25 de Diciembre de 1884 y el Teatro Real estaba lleno, cuando en plena función todo comienza a moverse y en pocos segundos todo vuelve a la calma, los asistentes y actores pasan tanto miedo que suspenden la función durante un cuarto de hora, algunos relojes se paran pero no se le da más importancia; sería sobre las 21:15 o 21:30, y solo fue una anécdota más, nadie le dio la mayor importancia hasta unos días después.
                                               ¿QUÉ OCURRIÓ ENTONCES?

Pues posiblemente os extrañe tanto como a mí, lo que ocurrió fue el terremoto de Andalucía, uno de los mayores que han existido y que sus consecuencias todavía se recuerda en la zona donde ocurrió y donde todavía se ven sus efectos. El epicentro estuvo en los pueblos granadinos de Arenas del Rey y Ventas de Zafarrafa, que fueron destruidos por completo teniendo que ubicarlos y reconstruirlos junto al antiguo emplazamiento, aunque Alhama de Granada fue el que más víctimas mortales registró, 675 victimas mortales y 800 heridos, ya que el tajo donde está ubicado el pueblo se despredió arrastrando muchas casas con él.

      
   
El terremoto está clasificado en la escala Ritchert con un 6,8 a 7, esta medición se hizo cuando las comisiones encargadas por varios organismos evaluaron la situación, y se basaron para emitir sus conclusiones en los desperfectos de la zona afectada que fue bastante.
Las comisiones creadas fueron:

La Comisión Española, organizada por el gobierno.

La Comisión Francesa, organizada por la Academia de Ciencias.

La Comisión Italiana, organizada por la Reale Accademia dei Lincei.

Estas comisiones se dedicaron a recabar toda la información posible, siendo tan exhaustiva como amplia.


       

Resulta que el terremoto, como dijimos anteriormente, se produjo el 25 de Diciembre de 1884, en plena Navidad, cuando a las 21:08 la tierra tiembla de tal forma que en Arenas del Rey las casas se desploman como si fueran de papel, y en Ventas de Zafarraya incluso la tierra se abre dejando ver una grietas de 30 a 300 metros de largo por 4 a 75 centímetros de ancho; siendo estas poblaciones las más afectadas de las 106 que sufrieron el temblor, y de las 37 que fueron bastantes dañadas, fijaros el desastre:

-4.400 Casas destruidas por completo.
-6.300 Casas semiderruidas.
-20.000 Casas resentidas.                            
-15.000 personas se quedaron sin casa.
-25.000 personas estuvieron desalojados por qué su casa estaba afectada.

       

Pero lo peor fue los 1.200 muertos y 1.500 heridos, y según las crónicas no hubo más porque esa noche muchos estaban en la calle celebrando la festividad.

El alcance del sismo llegó a Málaga y Motril, Oeste a Este y a Montefrio al Norte, pero lo peor estaba por llegar pues las réplicas fueron constantes y muy fuertes, siendo el 5 de Enero de 1885 y el 27 de Febrero de 1885 las más enérgicas, llegando a sentir hasta Junio algunas de ellas.

     

Cuando en Madrid se supo de este suceso por la prensa, fue muy criticada la pasividad del Gobernador Civil de Granada y del Capitán General que no enviaron efectivos a la zona hasta el 4 de Enero, pues estos esperaban órdenes de Madrid. Los primeros días fueron los peores pues el frío y las nevadas aparecieron para instalarse, y la cosa se complicó. 

El Rey Alfonso XII, decidió hacer un viaje a Andalucia, para ver en primera persona el devastador suceso y el 9 de Enero junto a los elegidos para el viaje comenzaron ese recorrido haciendo su primera parada en Loja (Granada) donde hizo una escala para comer con un hombre importante y luego se dirigió a la capital granadina para volver a Loja el 11 y comenzar su periplo a caballo y carruajes para llegar a la zona más desvatada. 

                            

Como vemos en el mapa hay varias zonas de intensidad, siendo la VII la más alejada y por tanto la menos afectada y la IX y X la más afectada y por tanto el epicentro. 

Alfonso XII alentó y consoló a sus súbditos, no sólo en presencia sino también por sus mediaciones y aportaciones para las medidas de socorro establecidas. 

                                    


Se creó un concurso de arquitectos para construir las viviendas que muchos habían perdido siendo la nueva imagen de estos pueblos.

      

Pero solo el rey no aportó dinero y soluciones, muchos españoles pudieron ayudar y solidarizarse con los damnificados, según las crónicas el periódico "EL DEFENSOR DE GRANADA" recaudó mediante las suscripciones 6.524.492,5 pesetas, luego 34 países aportaron unos tres millones de pesetas con las que se reconstruyó Arenas del Rey, Játar, Jayena y Murchas; el Ministerio de Fomento del Trabajo de Barcelona más de 250.000 pesetas, con las que se reconstruyó Santa Cruz de Alhama que pasa a llamarse Santa Cruz del Comercio, por esta solidaridad y la Casa de la  Beneficencia Andaluza en La Habana recauda 21.573 pesos oro y 74.043 pesos en billetes y se reconstruyó Ventas de Zafarraya y Caniles de Aceituno. 

       

       

Y es que el terremoto causó tanto desprendimientos, hizo que aparecieran manantiales donde no los había como secando otros que existían, hizo que el agua saliera turbia durante días, y dejó ver las entrañas de la tierra, emitió gases malolientes.

Es verdad que hace mucho tiempo que ocurrió, pero si visitamos los lugares citados tal como hizo Alfonso XII  durante sus once días, podremos ver las placas honoríficas por este suceso. 

BIBLIOGRAFÍA:






Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario