domingo, 8 de marzo de 2015

¿SON SEÑALES DE EXTRATERRESTRES O SIMPLEMENTE SEÑALES LUMINOSAS?


Eso fue lo que se preguntaron Jocelyn Bell y Antony Hewish cuando en 1967 recibieron varias señales de radio de corta duración, unas señales que procedían del espacio, por lo que la esperanza de contactar con vida inteligente podría ser una realidad.
Todas las expectativas sobre no estar solos en el Universo dio nuevas energías a los defensores de tal idea.

Incluso llamaron a las señales de radio LGM, Little Green Men, Pequeño Hombre Verde, pues las señales tenían una repetición tan precisa que solo podía ser emitida por una inteligencia superior.

Observaron que las señales de radio recibidas eran procedentes de unos destellos de luz.

¿Qué sería? ¿Respuestas a las señales enviadas por la humanidad? ¿Sería una especie en peligro de extinción?

Recordemos que esto sucedió a finales década de los 60 del siglo XX, y la ciencia ficción sobre extraterrestres estaba en su apogeo, series que en los 70 como Start Trek, con su capitán Spock, hacía de este descubrimiento lo inimaginable en este tema.

Pero aunque el posterior descubrimiento sobre que emitía tales señales derrumbó tales teorías, es interesantísimo como se producen tales señales de radio con un frecuencia perfecta.

Se descubrió que son estrellas de neutrones, es decir el residuo que queda cuando una estrella llega a su fin y produce una Supernova, la explosión de tal estrella; lo que hace que la densidad de la estrella sea tan grande que ejerce un poder gravitatorio que gira tan rápido que la calor generada emite la luz que vemos. 

Claro la luz que emite esta focalizada por el magnetismo que tiene la estrella al tener la densidad del Sol comprimida en 15 km de diámetro lo que hace que solo veamos la luz cuando esta se cruza con nosotros; un ejemplo, un faro, emite luz, pero solo nos llega el haz de luz cuando en el giro la luz se encuentra en nuestro camino. La imagen nos da una idea mejor:


El más conocido es de la nebulosa del cangrejo con una rotación de 30 segundos, que ya descubrieron los chinos en 1054 cuando detectaron la supernova donde se encuentra esta estrella de neutrones.


Cada vez se descubren más púlsares, y ellos nos ayudan a conocer la masa de las estrellas de neutrones con un margen de error pequeñísimo, además de poder ser hitos a la hora de cartografiar y navegar el Universo,pues serían las coordenadas como de un GPS se tratara, ya que aunque giran a una velocidad tremenda la fricción que hace que su rotación se ralenticen es muy pequeña lo que hace que desaparezca en millones de años.


¡Que maravilloso es el Universo!


   






  

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario