lunes, 25 de mayo de 2015

LA CONSPIRACIÓN DE LAS ESCALERAS, LA REPRESIÓN DE O`DONNELL


En la década de los años 40 del siglo XIX la esclavitud legal estaba empezando a ser mal vista por muchos sectores de la alta sociedad de los países dominantes en la esfera mundial.

Inglaterra había perdido un gran potencial económico, el comercio del algodón de sus colonias Norteamericanas, estas se habían independizado en 1783 y claro debían cortar el flujo de su mano de obra, los esclavos. Entonces desde 1807 mediante el Acta del Comercio de Esclavos se dedicó a interceptar barcos que traficaban con esclavos desde África. Entre estos países estaba España.

Este acto de "adelanto" en la mentalidad inglesa, no se debe a que la ilustración y la razón hubieran calado en las mentes de los representantes de este país, sino que fue porque en sus colonias caribeñas el cupo de esclavos estaba completo, por lo que su abastecimiento estaba siendo sufragado con la reproducción de estos. Así qué no quería consentir que otros países siguieran enriqueciéndose con la trata de seres y sobre todo su interés era hundir la economía de estos mediante cortar el suministro de la mano de obra gratis.

Llegó 1815 y en el Congreso de Viena hizo extensiva esta prohibición a los gobiernos miembros firmantes, pero no tuvo éxito, pues consoguió el efecto contrario, al menos en España con referente a la única colonia que le quedaba en el Nuevo Mundo, Cuba y Puerto Rico; el tráfico de esclavos desde África aumentó en gran manera, surgiendo nuevas fortunas y consolidándose las antiguas.

Aquí entra nuestra historia, resulta que para 1846 en la isla cubana la población estaba compuesta por :

Población Blanca era de 425.767 personas.
Población Negra libre era de 149.226 personas.
Población Esclava era de 323.754 personas.

Entre ellos se contaba las siguientes clases:

En la raza blanca estaban los blancos y los criollos, es decir personas mestizas libres.

En la raza negra y criollos, estaban los libres, que se dedicaron a tener esclavos, y los esclavos, tanto de negros como de blancos y criollos.

Esta situación hizo que los precios subieran de tal forma que los esclavistas alquilaban sus esclavos para trabajo por 20 pesos mensuales y 30 para la zafra, recolección de la caña. Los barcos negreros llegaban con nueva mercancía que exigían precios desorbitados por la aventura de la travesía para no ser detectados por los barcos ingleses, vendiendo a cada esclavo por 350$ cuando los compraban en África a 20$. 

Además se les unió las rebeliones producidas en 1812 y la idependencia de Haití, produciendo el germen abolicionista y de libertad que había estado latente tantos siglos.

Entonces un criollo acaudalado Domingo del Monte informa a su amigo Alejandro Everett sobre una conspiración en Cuba como la Revolución de Haití, este que estaba en Boston avisa a las autoridades de EEUU, Londres, España y Cuba. 
Por ese tiempo el Presidente del Gobierno en España era Leopoldo O'DONNELL, el leopardo de Lucena, y con el ímpetu que le caracteriza, ordena reprimir tal rebelión. 

Leopoldo O´Donnell

En algunas informaciones hablan de focos de rebelión  durante el año 1843, mientras otras dicen que nunca se llevó a cabo y tampoco pudo comprobarse tal rebelión; para mí seguro que hubo, posiblemente no llegó a ser grande por la represión y la celeridad de la actuación de O'DONNELL.

¿Cómo se llevó a cabo tal represión?

Como siempre las detenciones fue seguida de torturas para conseguir confesiones, que por cierto muchas de ellas se veían a las claras que eran para desahcerse de los abolicionistas y dar un escarmiento a los esclavos que tenían en mente al esclavo Aponte, que se reveló en 1812.

Aponte
Los más conocidos fueron:

José de la Luz y Caballero, Félix Tanco, los hermanos Guiteras, Manuel Castro Palomino, Benigno Gener y el propio Domingo del Monte, Gabriel de la Concepción Valdés (poeta conocido como Placido), Andrés José Dodge, Santiago Pimienta, José María Román y Jorge López; decenas de criollos blancos, negros y mestizos libres y a centenares de esclavos.

Las condenas fueron de 78 ejecutados, 400 desterrados y 600 condenados a largas penas de prision y 300 negros torturados y asesinados.



La represión tuvo su efecto, durante unos años las rebeliones se calmaron. O'DONNELL cumplió con su cometido y con su bolsillo, pues hemos de recordar que todas las familias pudientes tenían negocios en Cuba y la esclavitud llenaba sus arcas.

Pero... ¿Por qué se llama la Conspiración de las escaleras?

El nombre es un poco sádico, resulta que los españoles subían a los esclavos y detenidos a unas escaleras para ser azotados, no quiero imaginarme tal escena, pero lamentablemente sucedió.

Es interesante que desde ese momento la vida esclava cambió, pero esa historia la contaremos mañana, comprobareis como se le cambia el collar al perro y se sigue con la misma abominación.




Os dejo el poema de Plácido que dedicó A la Fatalidad:
Negra deidad que sin clemencia alguna De espinas al nacer me circuiste, 
Plácido
Cual fuente clara cuya margen viste 
Maguey silvestre y punzadora tuna; 
Entre el materno tálamo y la cuna 
El férreo muro del honor pusiste; 
Y acaso hasta las nubes me subiste, 
Por verme descender desde la luna. 
Sal de los antros del averno oscuros, 
Sigue oprimiendo mi existir cuitado, 
Que si sucumbo a tus decretos duros, 
Diré como el ejército cruzado 
Exclamó al divisar los rojos muros 
De la santa Salem. . . “¡Dios lo ha mandado!”


Bibliografía:

Historia de la Iberia Vieja
www.ecured.com
www.encaribe.com
www.lajiribilla.com

Reacciones:

1 comentarios:

Publicar un comentario