domingo, 27 de septiembre de 2015

LOS FUSILAMIENTOS DE "AL ALBA", LOS ÚLTIMOS FUSILAMIENTOS FRANQUISTAS

                                 

Hoy me gustaría que antes de empezar a leer este artículo, hagas click en el siguiente enlace y escuches la canción interpretada por Rosa León y compuesta por Luis Eduardo Aute, si no eres de la generación de los años 70 del siglo pasado, posiblemente sea nueva para tí, y si lo eres, la recordaras seguro. Fue un gran éxito por las ideas que plasma  y que están camufladas en una canción de amor para que pudiera pasar la censura previa explicándolo así Aute:

"Debe haber sido una de las canciones que más rápidamente me surgieron, pero quería que la gente la cantara. La verdad es que no tuve que pensar mucho, salió del dolor" 

Ya que fue compuesta en los días previos a los acontecimientos que relataremos a continuación:


"Papá, mamá: Me ejecutarán mañana. Quiero daros ánimos. Pensad que yo muero, pero que la vida sigue. Recuerdo que en tu última visita, papá, me habías dicho que fuese valiente, como un buen gallego. Lo he sido, te lo aseguro. Cuando me fusilen mañana pediré que no me tapen los ojos, para ver la muerte de frente".
Carta de José Humberto Baena a su familia antes de morir en los últimos fusilamientos que se produjeron en España antes de que llegara la democracia.
Nos trasladamos a 1975, concretamente al día 26 de Septiembre cuando se anuncia la sentencia del Consejo Militar sobre los once detenidos por actos de desafección al régimen donde murieron varios policías y Guardia civiles en varios sucesos. 


De los once acusados, seis, después de haber sido torturados para arrancar confesiones, porque las cosas se hacían así, son condenados a varias décadas de cárcel porque se le ha conmutado la pena de muerte posiblemente a la presión que se ejercía desde el exterior.
Solo a cinco no se le conmuta la sentencia, es más, el Consejo Militar se reafirma en sus sentencias siendo confirmadas con la rúbrica de aquel que dirige el Estado, el General Francisco Franco, ni su párkinson le impide que pueda firmar y realiza los trazos de su autorización como ha hecho durante 36 años ininterrumpidos de Dictadura autárquica.

Pero España no puede más y la gente sale a la calle, se manifiesta en contra del régimen, lo que no saben es que internacionálmente está siendo atacado desde todos los lados; en París y Utrech son atacadas las embajadas españolas, desde New York se critica la decisión de mantener las sentencias de fusilamiento; Roma se pronuncia tres veces mediante Pablo VI siendo al igual que todos ignorado por el único civil que entra bajo palio en las iglesias de España.
Los acusados son tres miembros del FRAP (Frente Revolucionario Antifascista Popular) y dos de E.T.A.

Siendo sus nombres, edad, lugar de ejecución y banda:

Juan Paredes Manot, alias Txiki, 21 años, Barcelona, de E.T. A.- militar.
Ángel Otaegui, 33 años, Burgos, de E.T.A. - militar.
José Luis Sánchez Bravo, 22 años, Hoyo de Manzanares (Madrid), del FRAP.
Ramón García Sanz, 27 años, Hoyo de Manzanares (Madrid), del FRAP.
José Humberto Baena, 24 años, Hoyo de Manzanares (Madrid), del FRAP.


Estos fueron ejecutados al alba del 27 Septiembre, cumpliéndose 40 años de estos sucesos.
El General Franco a los pocos días aparece en la Plaza de Oriente, el lugar de sus congregaciones ante sus seguidores para explicar que todo lo que se dice contra España es una conspiración masónica-comunista diciendo esto, escucharlo de su propia boca:


Sería su última aparición y su ultima firma sangrienta.
Los hechos fueron como todo en esa época, irregulares y de forma dictatorial, pues las sentencias eran públicas y no la presenció ningún familiar, siendo este testimonio del sacerdote del pueblo:
"Además de los policías y guardias civiles que participaron en los piquetes, había otros que llegaron en autobuses para jalear las ejecuciones. Muchos estaban borrachos. Cuando fui a dar la extremaunción a uno de los fusilados, aún respiraba. Se acercó el teniente que mandaba el pelotón y le dio el tiro de gracia, sin darme tiempo a separarme del cuerpo caído. La sangre me salpicó"
Fueron juzgados por militares cuando sus delitos debían haber sido juzgados por jueces civiles excusándose en las muertes de los miembros de las fuerzas del Estado. La verdad es que siendo militares ya estaban condenados desde el principio y era más rápido. 
Claro, para poder entender toda esta situación los que no vivimos esa época, debemos decir que ETA, no era la misma banda que luego se convertiría, pues comenzó luchando contra el franquismo, al igual que el  FRAP buscaban la democracia y aunque tuvieran tintes nacionalistas no concebían ideas separatistas, pues cuando murió el dictador en teoría debían haber cesado todas sus operaciones, pero no fue así, por lo que al final se convirtieron en terroristas, asesinos y pistoleros sin ideas ninguna.


Bibliografía:
ABC
El Pais
El Mundo
Los años del Nodo
Movimiento contra la intolerancia
La sexta
Cadena ser


Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario