sábado, 7 de noviembre de 2015

LA VERDADERA HISTORIA DE CURRO JIMÉNEZ, EL BARQUERO DE CANTILLANA.


El siglo XIX fue tiempo de romanticismo y de heroicidades, no sólo en la literatura que alcanzaba un gran protagonismo, sino que en la vida real y las zonas rurales se escuchaban historias de libertadores que se jugaban la vida por la justicia y el amor de una doncella.

En Andalucía, después de que los gabachos fueran expulsados y se restableciera el sistema feudal y absolutista del peor Rey que ha tenido este país, Fernando VII, los bandoleros siguieron llenando las sierras hasta bien entrado el siglo XX.

Estos bandoleros llegaron a tener un halo de justicia y romanticismo, cuando muchos justificaban sus fechorías y asesinatos porque "luchaban contra la opresión del pobre", y aunque en cierto sentido sus inicios fueron así, la violencia generada fue más allá de lo que pedían sus actuaciones.

Navajas utilizadas por bandoleros
Uno de los más famosos y sanguinario fue el Barquero de Cantillana, siendo abatido por un gran número de hombres reclutados por la justicia, Guardia Civil, Ejército y partida de hombres contratados por el hermano del alcalde de La Algaba y que TVE nos dio a conocer como CURRO JIMÉNEZ, un bandolero que luchaba contra los franceses.

Este bandolero, nació en 1820 en Cantillana (Sevilla), y los franceses ya habían sido expulsados de España. 

Andrés López Muñoz o Francisco Antonio Jiménez Ledesma, pues los historiadores aceptan los dos
nombres, se crió en una familia humilde que se ganaba la vida transportando mercancías por el río Guadalquivir desde Cantillana a Sevilla. Su padre muere y como no le otorgan la concesión de la barca  se enemista con el alcalde de Cantillana causándole perjuicio pues muchos lugareños no le dan trabajo por temor al cacique.

Pelea de bandoleros
Pero lo peor está por llegar, pues nuestro protagonista se enamora de María, que resulta ser la prometida del hijo del alcalde, y este sabiendo de las rondas del Barquero, le da una paliza con dos de sus primos, siendo absueltos de los cargos por la justicia. Lo que hizo que perdiera la cabeza de tal forma que hablaron las navajas, perdiendo la vida los señoritos.

Desde ahora la Sierra de Cazalla es su morada junto a varios bandoleros, "el Mochuelo", "el Malos Pelos", "el Guindilla" o "el Zurdo" entre otros, comenzando la leyenda del Barquero de Cantillana como se le conocerá a partir de ahora.

La banda se hace famosa en sus robos, pero se le acusa de varios hechos que no son perpetrados por el Barquero, así que después de investigar descubren que el alcalde de Posadas tiene una banda que actúa en nombre del Barquero, así que lo ahorca. 

El Algarrobo y el Estudiante, compañeros de Curro Jiménez
Entremedias de todo esto, el corazón del
Barquero es de nuevo conquistado, esta vez la moza es Amparo, curiosamente sobrina de Juan Guzmán, alcalde de Cantillana. Amparo es enviada por su tío al Cortijo de las Cañas, al cuidado de su tía Dolores, pues Guzmán no quiere que su sobrina termine con tal personaje. Pero la historia se enrosca más, pues Dolores envenena a Amparo por celos, ya que está enamorada del forajido. 

Este suceso envilece más al Barquero, se vuelve cada vez más sanguinario, asesina a quien roba, no duda en tirar de navaja o trabuco, contando la leyenda que en una noche mata a veinte.


Guzmán aparece muerto a lomos de una mula en la puerta del Ayuntamiento, había sido colgado por el Barquero después de que este enviará a varios hombres a cargo del Matasiete, que también mató junto a los suyos en una emboscada en una venta, para matar al Barquero que lo humilló en casa de la Luisa, posadera viuda y que el alcalde está interesado en hacerla su amante, pegándole una paliza y yaciendo con Luisa, además de robarle.

Después de todas estos hechos, el gobernador no puede hacer menos que pedir ayuda y el ministerio de la guerra le envía a un destacamento de Guardia Civiles, cuerpo creado recientemente, ejército que junto a los hombres del hermano del alcalde, hacen una batida haciendo que la banda del Barquero se
refugie en su famosa cueva el Risco Colorao"

El Barquero no baja de la sierra en tres meses y cuando lo hace, prefiere ir solo para no levantar sospechas. Creyendo que las autoridades se han marchado se dirige a la venta de su amigo Galindo.

Cuando llega es de noche y aunque parece que está todo tranquilo, un buhonero se da cuenta de quién es y sigilosamente se escabulle avisando a los Civiles; estos rodean silenciosamente la venta y esperan a que salga. La hija de Galindo, cuando faenaba al alba fuera de la venta percibe los soldados y avisa al Barquero. Este en un alarde de fanfarronería sube encima de Pantalones, su caballo, y sale de la venta al grito de:




                                            "PASO AL BARQUERO DE CANTILLANA"


Los Civiles, soldados y caza fortunas disparan ante la reacción del bandolero no acertando, y cuando parece de nuevo escapar, como siempre, Pantalones cae herido y el Barquero tiene que refugiarse tras un olivo donde, a pesar de su resistencia tenaz, pues mata a varios soldados, es abatido el 6 de Noviembre de 1849.

Terminando la leyenda y la realidad del Barquero de Cantillana.

Una historia completamente distinta a la que interpretó Sancho Gracia en 1978 como Curro Jiménez y que a tantos no gustó.


Bibliografía:
Cortunaz.blogspot.com
www.alasombradelatorre.es
Leyendas y fábulas
Bandolero romántico.blogspot.com
Grandes biografias 
Curistoria 
Museo del bandolero 



Reacciones:

1 comentarios:

Publicar un comentario