jueves, 9 de abril de 2015

¡TIENE TAREA LO QUE HA PASADO!



En  1911 Canillas de Aceituno, un pueblo de la comarca de la Axarquía de Málaga, viviría uno de sus momentos más trágicos y recordados,"el día de las tareas", llegando a tener una gran repercusión en ese tiempo.

Para saber de que hablamos recordemos la historia.

En esa fecha el pueblo se había revelado contra su alcalde, José Marín Pardo, un jornalero que bajo la protección de la Casa Larios, la familia del Conde de Larios, la más importante de Málaga en esa fecha, hace y deshace a su antojo; tal llegó a ser su poder que según el el periódico el Pais recordando este suceso dice de este señor:

<<una vez aupado a la alcaldía por la Casa, el y su familia, que carecían de bienes (...) acaparan hoy las mayores riquezas del pueblo>>

¿Pero por qué actuó este hombre así?

Resulta que en 1910, se crea en el pueblo una sociedad obrera "Círculo Instructivo Republicano de Canillas de Aceituno"; esta sociedad denuncia en Málaga el sometimiento sufrido de la población por este alcalde, embargando el medio de vivir que tienen algunos habitantes del pueblo por débitos de hace 25 años, sin prorrogas ni concesiones.

Esto es la excusa de este alcalde para reducir los opositores a su mandato, que casualmente eran todos de esta sociedad; para ello contrata a un recaudador de impuestos de Vélez-Málaga, el señor Enrique Castillo.

Todo sucede cuando en la Semana Santa de 1911, concretamente el Sábado, este Enrique Castillo junto con el aguacil y un guarda municipal se dirigen a la casa de José Roca, un agricultor que en ese momento no está en casa, ya que faenaba en el campo, para embargarle un burro y siete cochinos que son encerrados en la posada frente al cuartel de la Guardia Civil.

José Roca cuando llega a la casa se encuentra con la desgracia, ya que es su medio de vida, pero no reclama hasta el día siguiente por insistencia de su mujer.

El Domingo de Resurrección, se congregan ante la casa del alcalde un grupo de indignados por el embargo a José Roca, entendiendo que le han quitado su medio de subsistencia y los ha dejado en la ruina.

La Guardia Civil interviene a instancias del Alcalde haciéndoles informar que va a detener de entre los amotinados a seis, los cabecillas del círculo obrero.

Esto colma el vaso de los vecinos y empieza la refriega entre autoridad y pueblo llegando a las armas con el balance de 4 muertos y cinco heridos.

Esa misma tarde el Alcalde envía un telegrama a su homólogo de Vélez- Málaga para que informe al Gobernador, siendo el mensaje:

<<A la una de la tarde se han revolucionado los republicanos de esta villa, levantándose en armas, pretendiendo asaltar el cuartel de la Guardia Civil>> 

A su vez el Gobernador Civil de Málaga hace llegar al Presidente del Gobierno el siguiente mensaje:

<<En Canillas de Aceituno pueblo, ha ocurrido un levantamiento para proclamar la República>>

Esto creó una alarma tan grande que se envió a un contingente de Guardias que hizo detener a diez vecinos que fueron juzgados en consejo de guerra  en el Cuartel de Capuchinos, con unas sentencias durísimas de cárcel.

Menos mal que el abogado Hermenegildo Giner de los Ríos, que su abuelo materno era de Canillas, optó por defenderlos logrando que se repitiera el juicio y dos años más tarde el indulto para todos.


Este abogado al desenmascarar el engaño de la proclamación de la República por parte de los vecinos y sacar a la luz la verdadera raíz del suceso; el Gobierno investigó a José Marín, el susodicho alcalde, destituyéndolo.

Pero la arrogancia de este hombre y el vivir en una época que las medidas disciplinarias entre los caciques siempre se demoraban más de lo habitual, hizo que no dejara su puesto hasta unos meses después, pero por otro motivo, según la versión oficial. 

¿Por que se le llama entonces el día de las tareas?

Es magnifico el lenguaje de los pueblos que utiliza expresiones,  que solas, no tienen nada que ver con los sucesos, y hacen que te enfrasques en su historia descubriendo hechos como los de hoy.


Resulta que cuando el pueblo a lo largo del tiempo recordaba este hecho histórico decían:

<<¡TIENE TAREA LO QUE HA PASAO!>>

De ahí el nombre "el día de las tareas".

Y sí, si tuvo tarea, ya que toda España tuvo constancia de tal suceso; las portadas de varios periódicos relataban la proclamación de la República en Canillas de Aceituno; no quedando ahí la cosa, ya que la noticia llegó al otro lado del charco, pues el New York Times se hizo eco de la noticia.

De verdad que "tiene tarea la cosa"

Bibliografía:
La Vanguardia
ABC
El País
La opinión de Málaga
"Dios en el Cielo y Yo en Canillas" de Miguel Alba



Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario