domingo, 15 de febrero de 2015

LA REAL HISTORIA DE LA VAMPIRESA DE BARCELONA



En la "Crónica Negra de Istopia Historia" hablaremos de la Vampiresa de Barcelona.

Una mujer que fue acusada de asesina, proxeneta y secuestradora de niños, de prostituta y curandera, así de vender pócimas, ungüentos y grasa de los asesinados para las clases sociales altas de Barcelona como remedio para la tuberculosis, enfermedad mortal y generalizada en ese tiempo.

Enriqueta Martí originaría de San Felíu de Llobregat (1868)  se trasladó a Barcelona de muy joven, trabajando de sirvienta, cuidadora de niños y prostituta al final.

Según las crónicas de día se dedicaba a vangabundear y pedir limosna, vestida de forma harapienta, algunas veces la veían con un niño o niña a la hora de pedir para dar más pena, haciéndola pasar por su hijo o hija. Trasformándose por la noche, vestía ropas lujosas, pelucas y perfumes, dejándose ver por el Liceo, ya que ofertaba menores a los pedófilos ricos, ganándose sus buenos duros.

Fue descubierta en 1912, cuando se descubrió en el Nº 29 de la calle Ponent, hoy Joaquín Costa, un entrepiso de su propiedad, a la niña secuestrada Teresita  Guitart Congost, junto con otra niña que se llamaba Angelita, que decía ser hija de Enriqueta y que su padre se llamaba Joan.

El Brigada Ribot, junto a dos municipales, se encontraron un escenario macabro, ya que junto a las dos niñas había un saco con ropa de niño ensangrentada y un cuchillo con el que desmembraba a los pequeños.
Enriqueta fue detenida, y en su interrogatorio no confesó los crímenes, pero si el secuestro de las dos niñas, Angelita fue sustraida a su cuñada engañandola al decir que la niña había nacido muerta, a Teresita  la encontró en la calle y se la llevó para que jugara con Angelita.

Pero Angelita nombró a Pepito, un niño que estuvo viviendo con ella antes de que viniera Teresita y que vio como era descuartizado en la mesa de la cocina.

Entonces fue encerrada en la prision de Reina Amalia, destruida en 1936.


A lo que se produjo un nuevo registro en el piso encontrando botes con pomadas, otro saco de ropa con huesos, una treintena, que dieron un resultado de 12 cuerpos, un libro con recetas y formulas y nombres de personas de la alta sociedad. También se registraron otros pisos y la casa familiar de San Felíu, encontrandose en paredes, techos falsos y en el jardín restos de niños.

Murió en la carcel sin ser juzgada, a causa de una brutal paliza.

La verdad es que Barcelona ya tenía su asesina en serie, una de las peores que ha existido y documentada en España, el rastro dejado ha sido grande, su ensañamiento grandísimo.

Pero hay un gran problema, que se ha descubierto que la mayoría de las acusaciones son falsas, la sangre en la ropa  y los huesos han resultado ser animal, el secuestro de Teresita ha sido el único hecho comprobado, los demás todo son hechos infundados, osea, nada.

¿Por qué habría de inventarse tales atrocidades?

Estamos en una época donde la miseria era algo común, en Barcelona el 50% era analfabeta, se han contabilizado unas 12.000 prostitutas, y la justicia sabemos que empieza a despuntar con los métodos científicos, pero el enchufismo y la policía estaba muy influenciada por las clases altas.
La desaparición de menores era altísima, pero se oculta que eran enviados a Francia, para trabajar en las fabricas de cristal.

La leyenda del sacamantecas estaba en su apogeo, así que ¿por que no usarla?, además el periodismo fue culpable de todo el espectáculo que se formó. las ventas se dispararon.


Así que Enriqueta una mujer pobre, sin recursos, con cáncer de útero, con muchas hemorragias, de ahí los trapos, no ropa de niños, los huesos, de gallina, cerdo, pollo, etc, para darle consistencia al agua para comer. Una mujer que se quedó con Angelita cuando su cuñada después de enviudar se quedará embarazada y ya se sabe con el que dirán. 


Pero ¿por qué decimos que la mayoría es falso? 
Porque durante mucho tiempo no se ha comprobado ninguna de las pruebas, además la plebe creyó todo lo que se decía, la policía lo apoyó y murió en la cárcel.

Así que hemos visto las dos opiniones, para los que le gusta la crónica negra la primera es fantástica, y la segunda la convierte en el perfecto chivo expiatorio siendo solo una secuestradora.


Por cierto ¿porqué se le llama vampiresa?

Por una sencilla razón, la persona que era acusada de asesinar niños para sacarle la sangre y utilizarla en pomadas y engüentos como remedio para algunas enfermedades se le llamaba "vampiro" y como a Enriqueta se le acusó de curandera y vendedora de pócimas esa es la causa de que se le llamase de esa forma.




   

  








Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario