viernes, 15 de abril de 2016

ISABEL DE SOLÍS; LA CAUTIVA CRISTIANA QUE REINÓ EN GRANADA



En la historia de la España medieval una de las historias mas conocidas es el declive del Reino de Granada hasta su desaparición como último vestigio de aquella cultura llamada al-Andalus que por setecientos años había tenido presencia en la península ibérica.

En esos últimos años las intrigas palaciegas en el palacio más visitado de España, las divisiones entre facciones de clanes familiares, e incluso entre la misma familia emiral, hizo que Granada se rajara tal como el fruto que lleva su nombre se abre cuando madura, desgranándose sin remedio hasta morir.

Los personajes que protagonizaron tal agonía fueron Muley Hacén (emir en posesión del trono), El Zagal (Muhammad XIII, y hermano del emir), Boabdil (Muhammad XII e hijo del emir), Aisha (esposa favorita del emir y madre de Boabdil) e Isabel de Solís (cristiana cautiva que llegó a casarse con el emir relegando a Aisha como favorita) además de los Abecenrrajes una familia granadina muy importante que derrocó y alzó a los reyes que hemos nombrado hasta que Muley Hacén los masacró en la sala de la Alhambra que lleva su nombre degollandolos con su guardia personal para que no apoyaran a su hermano EL Zagal y a su hijo Boabdil.

Y aunque Muley Hacén tomó esas medidas tan extremas en su corte no se dio cuenta que el mismo encendió la mecha del barril de polvora que hizo estallar su reino cuando decidió casarse con la esclava cristiana Isabel de Solís, una joven doncella de Martos (pueblo de la actual provincia de Jaén) hija del alcalde Sancho Jiménez de Solís y Conde de esta villa y que ironías de la vida se había vuelto a casar con una esclava mora le habían regalado. 

Isabel destacaba por su gran belleza y como era costumbre su matrimonio fue concertado a la edad temprana de 17 años con un joven llamado Pedro Venegas perteneciente a la familia de los Señores de Luque, villa cercana a Martos. pero este enlace no pudo realizarse porque los granadinos en una razia se llevaron a Isabel a la capital nazarí.



El Emir que ya tenía sus años se quedó prendado de la belleza de la joven y por las crónicas parece que ella le correspondió de tal forma que llegó a casarse con Muley Hacén cuando se convirtió a la fe islámica bajo el nombre Zoraya, que significa Estrella del Alba. 

El que tuviera otra esposa no hubiera significado nada sino la hubiera nombrado favorita relegando a su esposa Aisha de ese título, lo que incluía que sus hijos ya no ascenderían al trono y que los privilegios en el harén y demás se le acabaron.

Aisha comenzó una guerra civil dentro del harén, como nos narra Hernando de Baeza cuando nos narra la paliza que recibe dentro del serrallo por las concubinas y la reina Aisha dejándola casi muerta, y fuera para hacerse valer llegando incluso a tratar personalmente con los Abecenrrajes y los Reyes Católicos haciendo que Muley hacén fuera destronado y el Zagal para entronizar a su hijo Boabdil, que como se supone por las crónicas no estaba preparado para afrontar la debilidad de un reino agonizante como el de Granada. 

Isabel de Solís o Zoraya en esta tesitura sigue a su esposo por los castillos que gobierna ya que cuando Muley Hacén derrota a los cristianos en Loja recibe la noticia de la usurpación de su trono por parte de su hijo Boabdil al tomar la Alhambra, esto hace que se repliegue a Málaga donde residen hasta que retoma el reino de nuevo en 1483, cuando cae cautivo Boabdil en la batalla de Lucena, mientras le da dos herederos Nasr ibn Alí y Saad ibn Alí, que se convierten en el blanco de los rivales de su padre.

Pero Muley Hacén comienza su enfermedad epiléctica confinándose poco a poco en la cama teniendo que abdicar en su hermano El Zagal llegando haber tres emires en 1485 en el reino de Granada:

El Emerito Muley Hacén.

El Zagal que será conocido como Muhammad XIII

Muhammad XII conocido por todos como Boabdil  el Chico.

Así que Isabel como había estado haciendo acompaña a su esposo que es trasladado a Salobreña, Almuñecar o Mondújar, donde muere paralizado, ciego, epiléctico e hinchado según los médicos árabes por humores malignos.

Isabel es confinada en una torre del Valle de Lecrín donde es liberada junto a sus hijos después de la toma de Granada. Y como es normal es de nuevo bautizada como cristiana junto a sus hijos que toman los nombres de Juan y Fernando de Granada, no sabiéndose más nada de ella.

Lo único que ha quedado de ella es la Qalahurra o torre-palacio con el nombre de la Cautiva por esta historia romántica entre Zoraya y Muley Hacén. 

Aunque la mayoría de los narradores de esta historia no dudan de la historia de amor de los protagonistas hay algunos cronistas árabes de la época que insinúan que Isabel fue el caballo de Troya que los cristianos utilizaron para confundir, debilitar y quebrar el poder andalusí en la península. No obstante podemos decir que lo inevitable estaba por suceder, como así fue, Granada se perdió y junto a ella esta parte de la historia.



Bibliografía:
https://es.wikipedia.org/wiki/Isabel_de_Sol%C3%ADs
http://www.mujeresenlahistoria.com/2012/09/la-cristiana-reina-mora-isabel-de-solis.html
http://www.rtve.es/television/20131018/mas-isabel-conversion-isabel-solis/768741.shtml
http://queaprendemoshoy.com/isabel-de-solis-zoraida-y-su-influencia-en-la-corte-nazari/
http://archivos.editanet.org/7/01d5379ab90243121/01d5379ab9145505a/
Fotos y vídeos tomados de la serie Isabel




Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario