lunes, 20 de julio de 2015

CUANDO FUE REALMENTE EL ALZAMIENTO MILITAR DE 1936 ¿EL 17 O EL 18 DEJULIO?


Para muchas personas y como ha quedado en la historia el Alzamiento militar de 1936 en España que dio paso a la Guerra Civil fue el 18 de Julio, es más hasta la muerte del Dictador Francisco Franco se estuvo celebrando tal día como fiesta nacional.

General Mola


Aunque en realidad en la península fue así, cuando el General Emilo Mola, Miguel Cabanellas y Gonzalo Queipo de Llano, este último Jefe de los Carabineros, se sublevaron contra el gobierno de la República española, no fue este el inicio de la sublevación militar.



General Cabanellas
A lo largo de los primeros años del siglo XX el ejército no estaba bien visto, sus actuaciones en el norte de África, la pérdida de las últimas colonias en América y Filipinas, además de la situación laboral y económica del país, hizo que un grupo de militares se sublevaran en varias ocasiones, siendo infructuosas en su objetivo.

Queipo de Llano
Pero con la llegada del año de 1936 todo cambiaría pues parecía el caldo estaba en ebullición y a punto de explotar; y eso fue lo que sucedió, ya para mayo de ese año la fecha elegida sería entre los días 10 y 20 de Julio, pero para ello se debería contar con las fuerzas de élite, que estaban desplegadas en África, concretamente en el Protectorado de Marruecos.


Aunque su capital era Tetuán, la sede militar se hallaba en Melilla, lo que indicó a los sublevados que deberían tomar esa ciudad, y así ocurrió. Melilla el 17 a las 17 debía ser tomada y proclamar el estado guerra en nombre del General Francisco Franco. Llegando este dos días después el 19 de Julio.


En Melilla hubo resistencia, pero no pudieron hacer nada ante los sublevados por la indecisión del General Romerales que tardó mucho en decidirse y que al final se rindió, con la consecuencia del ser fusilado y de Leret comandante de los hidroaviones del Atayalón que fueron previamente desmontados para una revisión y se tomó ese día por que Leret por sus ideas sabían que se mantendría leal a la República y si utilizaba los Hidroaviones, la sublevación no hubiera fructificado.

Leret
El Coronel Juan Segui, que llevó la delantera de la sublevación en Melilla y que a punta de pistola rindió a Romerales, tomo la Casa del Pueblo con escasa resistencia de los obreros que no tenían con que defenderse, enviando misivas a Yagüe en Tetuán que este tomó sin pegar un solo tiro.

Para el día 18 todo el protectorado estaba sublevado dando inicio a un golpe de Estado que en España fue frenado en muchas capitales de provincia pero quedando dividida en dos.
Con tan mala suerte para la democracia que los fuertes en armas eran los sublevados.

Segui
Esta parte de la historia muchas veces es olvidada y merece recordarla pues el número de víctimas entre el 17 y el 18 de Julio en el Marruecos español fue de 225.

Pues en el mismo momento de que las ciudades fueron tomadas por los sublevados las listas negras se llenaron de nombres que dieron paso a las detenciones y que terminaron con un tiro en la cabeza.

Lo importante no fue donde empezó sino cómo acabó, España sumida en una Guerra Civil que todavía cuesta asimilar.

Os dejo una anécdota que me sucedió el día 18 de Julio de este año, con referente a estos sucesos:

Estando de visita en el hospital Ruiz de Alda en Granada, coincidí con un hombre mayor, que me estuvo relatando como conoció a Federico García Lorca y a Manuel de Falla, pues su padre era maestro cantero y les trabajaba a su familia.
Este hombre, Antonio, contaba que, Federico estaba sentado en un sillón de mimbre y que le preguntó sobre cómo iba en la escuela, al día siguiente su padre le comentó que lo habían fusilado. Nos contó quien lo había asesinado, y donde fue enterrado, y que la familia Montesinos no quería que nadie excavará donde fue sepultado. El hombre se alteró llamando asesino a un tal Valdés, un asesino, decía, y al padre de la actriz Emma Penella.


Nos contó como Federico cayó de boca al suelo unos de los falangistas le disparó al ano, diciendo:

"Esto por maricón" mientras remataban al profesor de escuela, que estaba cojo, a los dos banderilleros y a un chaval de 18 años.

Contándonos que Queipo de Llano estaba al tanto de todo, pues al que querían coger era a Fernando de los Ríos, político de Izquierdas y muy amigo de Lorca. Así que este cuando supo de la detención del poeta, contraseña para fusilar era, "Dale café, mucho café"


Bibliografía:
La aventura de la historia
Guerra Civil y Revolución Social
Historias del siglo 20
Guerra civil 1936. Galeón.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario