martes, 15 de marzo de 2016

LA LEGIÓN PERDIDA DE CRASO ESTABA EN CHINA


Tras el desastre de Carrhae 10.000 legionarios que cayeron en manos de Surena, el general parto que derrotó a Craso en inferioridad de efectivos junto a las malas decisiones que el romano tomó, crean una leyenda a causa de los pocos datos que hay sobre ellos cuando fueron conducidos a través Partia para llegar a la ciudad llamada Alejandría la Margiana situada en la actual Turkmenistan, concretamente cerca de la actual Merv y que fue fundada por el Gran Alejandro Magno en su decisión de llegar al Indo.

En el siglo primero esta zona era una de las satrapías o provincias del imperio parto acosada por una de las tribus denominadas Hunos que llegarían ser la pesadilla de Roma personificada en Atila.

Aquí se pierde el rastro de estos hombres salvo en un detalle que nos revela que en tiempos de Augusto pudo conseguir recobrar los estandartes y los cautivos que todavía tenía Partia en su poder, pero no hay crónicas que refieran de cuando y cuantos volvieron a casa.




No obstante aparecen las crónicas del historiador chino del siglo I Ban Gu, donde en su "Libro de Han" explica que bajo la dinastía Han se emprende una campaña militar contra un jefe tribal Huno, Zhizhi Chanyu, que hacía incursiones en la frontera occidental China. 



Esta campaña tenía como objetivo doblegar a este nomada y dejar zanjada la molestia que producía en estos territorios, pero cuando llegan a encontrarse frente a frente cerca del río Oxus en Bactriana, una provincia del Imperio Parto según Plinio "el viejo", observan algo raro, y es que los hunos están asentados en un campamento cuadrado y protegido por empalizadas de madera al estilo romano siendo lo más sorprendente la forma de lucha que tienen unos soldados, Ban Gu la denomina formación de "escama de pez", es decir que luchaban protegidos por escudos al estilo legionario.

Teniendo en cuenta que la fecha que Ban Gu le adjudica al suceso es el 36 a. E.C. Podemos notar que las fechas coinciden con la legión perdida de Craso.

Después de la campaña militar del Gobernador Gan Yanshou contra Zhizhi Chanyu que se saldó con la captura y muerte del segundo y un botín de 1.000 extranjeros, es interesante observar cómo estos soldados fueron trasladados hasta la región de Gansu para proteger las fronteras del imperio chino de las incursiones nómadas. 

Estos extranjeros fundaron la ciudad Liqian denominada también Li jien, curiosamente como China denominaba a Roma cuando comerciaba con ella.

Esta ciudad es la actual Zhelaizhai que curiosamente tiene unos habitantes un poco peculiares, pues sus rasgos físicos se diferencian de los auténticos asiáticos pues las características de sus facciones  han hecho que en 2005 se le hicieran una prueba de ADN rebelando que el 56% de su constitución es caucásica, es decir occidental. La mayoría son blancos. pelirrojos, con ojos verdes y nariz aguileña, también se han encontrado unas tumbas donde los huesos dan a entender que su altura y complexión no es asiática sino como hemos dicho occidental.

                            

Si hemos notado estos datos solo dan una idea de por donde estuvieron y que estuvieron haciendo, por eso nadie se atreve a afirmar con seguridad que estos hombres terminaron sus días en una ciudad tan lejana de su origen y eso da pie a la leyenda. No obstante solo hay una cosa segura y que nadie puede refutar, estos soldados lucharon por ampliar sus fronteras y terminaron defendiendo otras primero las partas seguidas de las hunas para terminar en las chinas.

La literatura ha recreado este hecho mediante novelas históricas siendo la última la de Santiago Posteguillo "La Legión perdida" que es la última parte de la Trilogía basada en el emperador hispalense Marco Ulpio Trajano que despliega sus legiones hacia partía 150 años después de Craso.


Bibliografia:

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario